Inicio Deportes Deportivo Cuenca Exseleccionados azuayos recuerdan su participación en la creación del Cuenca

Exseleccionados azuayos recuerdan su participación en la creación del Cuenca

Una parte de aquel combinado se reunió este cuatro de marzo para festejar las Bodas de Oro del Expreso Austral

De pie: Guillermo Jaramillo, Rodrigo Pintado, Luis Ortiz, Gonzalo Coronel. Abajo: Alfonso Célleri y Julio Pintado. Foto Xaxier Caivinagua/El Mercurio

Cuenta la historia que el primer Deportivo Cuenca se formó con la base de la Selección del Azuay. Parte de ese combinado provincial se reunió este jueves en el centro de la ciudad para celebrar a su manera, con una tertulia, los 50 Años del club más representativo del sur del país.

Los recuerdos llovían mientras avanzaba la mañana en la intersección de las calles Luis Cordero y Simón Bolívar. Estaban felices de reencontrarse y no paraban de reír con cada anécdota que se reactivaba en su memoria.

Con su terno color gris y gafas, Rodrigo Pintado fue el primero en presentarse a la reunión pactada para el mediodía. Fue arquero del Atlanta Liga. Recuerda que el club se formó en los años 60 en el barrio San Sebastián y que jugó por cerca de seis años el Campeonato Provincial logrando incluso dos títulos y un subtítulo.

El plantel era tan numeroso que formaban dos equipos. En el titular alineaban: Rodrigo Pintado; Carlos Abad, Jorge Alarcón, Guillermo Jaramillo, Tyron Jaramillo; Hernán Pintado, Buestán; Julio Pintado, Alfonso Célleri, Magno Álvarez y Gonzalo Coronel.

Jugar juntos por algunos años hizo que casi el 50 % del plantel integre la Selección del Azuay a la que también se sumaron representantes de otros clubes como Ángel Andrade, Homero Regalado, Luis Ortiz, Hugo Barrera, Miguel Cartagena, entre otros jóvenes que promediaban los 20 años de edad.

El puntero izquierdo Julio Pintado indica que como parte de la preparación para el Campeonato Nacional de Machala jugaron partidos ante clubes profesionales como Barcelona SC, Emelec, Macará, América de Quito, Everest, Patria, Aucas, Deportivo Quito, Liga de Portoviejo, El Nacional, Universidad Católica, Liga de Quito.

Julio Pintado exhibe la fotografía con los integrantes de la Selección del Azuay que fueron la base del Cuenca del 71. Foto Bolívar Sinchi/El Mercurio
“Recuerdo que en las fiestas de Cuenca el estadio estaba repleto y le ganamos 3-0 a Patria. Hice un gol de 40 metros, le dejé paradito a Isidro Olmos”, dice Pintado y añade que tuvo la dicha de enfrentar a El Nacional de Tito Larrea y Héctor Morales.

“Cada 15 días o cada semana se hacía un partido interprovincial con la Selección. Ganamos casi todos, sólo perdimos con la Universidad Católica y empatamos con Deportivo Quito. Eso incentivó el fervor que ya había por tener un equipo profesional”, señala Luis Ortiz, el armador del Azuay.

“Raffo hizo una buena función sobre todo psicológica, al motivar a la gente a defender la camiseta de una provincia y nosotros lo hacíamos con un espíritu amateur, con ese cariño y con esa garra, no nos importaba el dinero, nadie pensaba en que iba a vivir de esa profesión, queríamos que Cuenca esté arriba, eso nos motivaba a todos”, subraya.

En 1971 la base de esa selección integró el Deportivo Cuenca, pero algunos como Ortiz prefirió los estudios, además estaba en el séptimo ciclo de Ingeniería Química. Otros en cambio fueron relegados como Alfonso Célleri un puntero derecho que en el 72 prefirió emigrar a Canadá en busca de mejores oportunidades laborales.

Otros en cambio, como Hugo Barrera y Gonzalo Coronel tuvieron la satisfacción de anotar los primeros goles del club ya fundado en el Campeonato Ecuatoriano de Fútbol Serie A.

En algo que todos coinciden es que desde que nació el Expreso Austral el jugador cuencano ha tenido que luchar duro por un espacio. Que falta mayor interés por las divisiones formativas y mayor apoyo al talento local. (BST)-(D)


Le invitamos a suscribirse a nuestro boletín informativo para recibir las noticias de El Mercurio en su correo electrónico.

Salir de la versión móvil