El Concejo Cantonal alista una resolución para fijar las tarifas de los buses interparroquiales

360
Concejo cantonal busca resolver problemas debido a los pasajes en los buses interparroquiales. Xavier Caivinagua/El Mercurio

Las comisiones de Movilidad, Tránsito y Transporte; y de Desarrollo Rural, del Concejo Cantonal de Cuenca, alistan una resolución para fijar el valor del pasaje en los buses interparroquiales.

Y es que desde mayo de 2020, cuando esta modalidad de transporte se reactivó luego del confinamiento por la emergencia sanitaria por el Covid-19, los problemas por las tarifas se agravaron.

Esto debido a que algunas de las seis empresas que dan este servicio resolvieron un incremento con el argumento de que el precio anterior no alcanzaba para cubrir los gastos y tener un margen de ganancia.

Por ejemplo: algunos buses comenzaron a cobrar 0,85 el pasaje entre Cuenca y Quingeo, cuando anteriormente costaba 0,65. Igualmente, otros pusieron el precio de 0,50 desde Cuenca a Tarqui; el valor anterior era 0,25 y 0,30.

En Cuenca las operadoras que dan servicio entre las parroquias son: Transvedemasa (23); Trainsvedejusa (20); ExpressQuingeo (12); Transvicport (21); Occitrans (12); C, Hermanos (4). En total son 92 unidades.

Cubren rutas a Molleturo, Chaucha, Quingeo, Cumbe, Victoria del Portete, Tarqui, Turi, El Valle, Santa Ana, Nulti, Sinincay y San Joaquín. La antigüedad de la flota es entre 1999 y 2011, y el pasaje fue fijado hace ocho años.

Cristian Zamora, miembro de la Comisión de Movilidad, Tránsito y Transporte, explicó que el último martes conocieron un informe presentado por la Dirección de Gestión de Movilidad (DGM) sobre el transporte interparroquial.

Zamora señaló que a partir de 2012 el concejo cantonal tiene la competencia para fijar las tarifas para estos buses, pero hasta ahora no lo ha hecho, por lo que rigen las que fueron fijadas por la Agencia Nacional de Tránsito (ANT).

“Para fijar tarifas es competente el concejo cantonal, pero necesita un estudio, entonces lo que nosotros como comisiones pedimos (en noviembre de 2020) es que el municipio por medio de la DGM haga el estudio…”, precisó.

Ahora ya con este diagnóstico, las comisiones preparan un documento que tiene la calidad de resolución y que será puesto a consideración del seno del concejo para que queden así oficializadas las tarifas que se deben cobrar.

Pero además, señaló Zamora, con esto se da paso a que la DGM haga un estudio de mayor profundidad, que está previsto para este año, con el fin de determinar si se requiere o no un incremento.

“Nosotros tenemos la voluntad de corregir este problema, pero no podemos corregir el problema si no nos dan el estudio que pedimos, que incluye oferta, demanda, costos, mantenimiento…”, dijo el edil.

Rolando Tacuri, conductor de un bus de la empresa Transvedemasa, de transporte interparroquial, en Cuenca, considera urgente un incremento del pasaje, debido a que desde hace ocho años las tarifas no se han revisado.

“Somos un servicio que va a sitios lejanos, por vías completamente malas, corriendo riesgos, y necesitamos que las autoridades se sienten a analizar… Estamos de acuerdo que se haga un estudio…”, acotó.

Marco García, ingeniero comercial y asesor en tarifas de servicios públicos, explicó que la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) en una resolución definió los parámetros para fijar las tarifas del transporte interparroquial.

Es cuestión de obtener datos sobre la demanda, oferta, gastos y costos que representa para los prestados del servicios y aplicar las fórmulas que ya están determinadas…”, precisó. (I)