Hay cinco cercos epidemiológicos tras la detección de la variante británica del coronavirus en Ecuador

863
Imagen referencial. Una mujer es atendida en el área de triage en el hospital de Less, en Quito (Ecuador). EFE

Tras confirmarse el primer caso de la variante británica del coronavirus en Ecuador, el Ministerio de Salud estableció cinco cercos epidemiológicos con 2.560 personas a las que se les realiza un control médico diario para verificar su evolución, 14 de estas son familiares con los que el paciente tuvo contacto directo.

El paciente de 50 años que se encuentra en Valencia, cantón de la provincia de Los Ríos, llegó a Ecuador el 12 de diciembre del 2020 y tras estudios de secuenciación genómica realizados por el Instituto Nacional de Salud Pública del Ecuador (Inspi), se convirtió en la primera persona detectada en el país con la nueva variante de la covid-19, que es 70% más contagiosa, así lo confirmó María Caridad Vela, secretaria de Comunicación.

La nueva variante, según informó Juan Carlos Zevallos, ministro de Salud, ha traspasado las fronteras de la provincia de Los Ríos y se encuentra en Manabí, en donde se hace el seguimiento a dos personas. La situación aquí es preocupante, según la autoridad, pues el poco uso de la mascarilla ha llevado al desbordamiento de las unidades médicas, en Portoviejo están al 100%.

Según informó Zevallos, con la confirmación, Ecuador se convirtió en el país número 46 en presentar casos de la nueva variante del coronavirus, junto con Perú y Colombia. Sin embargo, advirtió que en el mundo se han detectado dos tipos de variantes adicionales que muestran mayor capacidad de contagio, la una se originó en Japón y la otra en Sudáfrica (está en seis países).

Responsabilidad de municipios

Pero según Juan Carlos Zevallos, lo que más le preocupa al Gobierno es la irresponsabilidad ciudadana, como el irrespeto a las medidas de distanciamiento social y el uso de la mascarilla, en cuyo control según la autoridad, juegan un papel importante los alcaldes.

“Es muy importante recalcar que los COE cantonales asuman la responsabilidad mucho más drástica con relación a lo que está sucediendo en sus territorios, porque de nada sirve las medidas que nosotros podamos implementar, si no hay una correlación de apoyo y sin la conciencia ciudadana”, dijo Zevallos, quien advirtió que si los casos se incrementan, se aplicarán estados de excepción focalizados, en las ciudades con mayor crecimiento, pues la Corte Constitucional negó la posibilidad de implementar una medida nacional.

Las autoridades advirtieron que el sistema de salud está al tope, a nivel nacional la ocupación de las camas de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) pasó del 70% de finales de año a 84%. Como o anticipó hace una semana el ministro Zevallos, las ciudades más pobladas son las que tienen más problemas, Cuenca está al 100%, Guayaquil al 97% y Quito el 92%.

Cambio en ingreso de pasajeros

Pese a que Juan Carlos Zevallos, ministro de Salud, señaló el paciente que posee la nueva variación ingresó al país con prueba PCR negativa, lo cual no bastó para detectar el caso a tiempo, el Gobierno decidió que, de ahora en adelante todos los pasajeros, sin importar el lugar del que provengan, tienen la obligación de presentar este test negativo, esta es la medida de detención que se aplicará.

Sin embargo, la epidemióloga Andrea Gómez, considera que esto no es suficiente, pues como se ha evidenciado, se puede falsificar esta prueba e ingresar contagiado, además que el tiempo de validez de la prueba, que es de 10 días, permitiría el ingreso de una persona que hace 10 días no estaba contagiada, por lo que la recomendación es todo el que ingrese al país quede aislado por 15 días, solo así se evita el contacto con otras personas. (I)