Rehabilitación con prótesis, alternativa para víctimas de traumatismos oculares

Además de la ayuda psicológica, la rehabilitación permite la reintegración social del paciente.

2675
Las prótesis oculares son pintadas de forma artesanal, copiando los colores y detalles de cada parte del ojo sano del paciente. XCA

La rehabilitación a través de la prótesis ocular, es una alternativa esperanzadora para quienes, por diferentes circunstancias, han perdido un ojo, o los dos. Más allá de lo estético, este proceso contribuye a mejorar la autoestima de la víctima y su reintegración social.

En Cuenca, desde hace aproximadamente seis años, la doctora Eva Mogrovejo, protesista maxilo-facial, especializada en Chile, es quien se ha dedicado a elaboración de prótesis oculares, así como prótesis de oreja y nariz. Según explica, pacientes que han sufrido enfermedades por tumoraciones, problemas congénitos o traumatismos severos, son aquellos que han sufrido la pérdida de estos órganos.

La rehabilitación buco-maxilo-facial es una rama de la odontología, que consiste en aparatología protésica que trata de sustituir una parte de un órgano perdido, sea del rostro o del cráneo”, explica Mogrovejo.

Desde su experiencia, la mayoría de casos que ha atendido la profesional en esta ciudad, han estado relacionados a pérdidas del globo ocular, cuya mutilación deja al paciente en estado de fragilidad y produce una afectación muy fuerte, de la que resulta difícil reponerse, indica.

En el caso de los recién nacidos, la causa más común para la pérdida de sus ojos sería por retinoblastoma (tumoración maligna), que no es controlada a tiempo. Mogrovejo indica que esto se podría detectar al momento de tomar una fotografía, mediante el denominado “síndrome del ojo de gato”. En tanto, en los adultos, la glaucoma, cataratas, accidentes en general y casos de violencia, producen la pérdida del glóbulo ocular.

Esta mutilación altera significativamente la apariencia física, acarrea trastornos de orden psicológico y desarrolla en el individuo problemas en la convivencia social. Están en estado de fragilidad y negación, hay pérdida de identidad incluso”, manifiesta Mogrovejo.

La ayuda psicológica es muy importante en el proceso inicial, para evitar el aislamiento del paciente. Al recibir las terapias, podrá reincorporarse a las actividades que hacía antes de perder su ojo, pero ahora desde otra perspectiva.

Con las prótesis buscamos mejorar la calidad de vida del paciente y su autoestima, ayudándolo a sentirse mejor consigo mismo y con los demás, reinsertándolo en el entorno familiar, social y laboral, y así puede aceptar la rehabilitación protésica”, acota Mogrovejo.

Elaboración

Las prótesis oculares son elaboradas a base de Polimetilmetacrilato (PMMA), que es compacto, irrompible y no causa irritación. Mientras que para las prótesis de nariz y oreja, se utiliza silicona de grado médico, un material muy similar a la piel y que es importado desde el Reino Unido.

La prótesis ocular es pintada de forma artesanal, copiando los colores y detalles de cada parte del ojo sano del paciente, cuando se trata de la pérdida de un solo ojo. Así, se imita al iris, diámetro pupilar, vasos sanguíneos y la esclerótica.

También se puede realizar prótesis personalizadas, de acuerdo a las características individuales del paciente y a partir de una impresión de la cavidad con un material adecuado (silicona o alginato), que pasa por diferentes etapas clínicas y de laboratorio.

La duración de las prótesis oculares dependerá de la motivación del paciente a la hora de cuidarla. Para mantenerla en buenas condiciones se necesitan los productos adecuados y utilizarlos de la manera correcta. La prótesis ocular en adultos debe ser renovada entre los tres y cuatro años, después de su colocación, debido a la pérdida de grasa orbitaria producida por el paso del tiempo; en niños, debe existir un control cada año, por los procesos de crecimiento. (I)

Datos

  • Las prótesis son removibles y deben ser cuidadas con mucho aseo. El éxito de la rehabilitación está en los controles médicos.
  • Los precios de las prótesis oculares son asequibles y dependen de la situación socioeconómica del paciente, indica Mogrovejo.
  • La intención de Mogrovejo es que en algún momento, el Gobierno Nacional apoye para dar paso a un programa de ayuda social, para la entrega de estas prótesis.