Con plantón familiares reclaman justicia por muertes ocurridas en Cuenca

Allegados de Juan Fernando Bermeo piden que el asesinato no quede en la impunidad.

2374
Plantón en afueras de la Gobernación del Azuay por parte de familiares de hombre que fue asesinado en Miraflores.

En las afueras de la Gobernación del Azuay fue protagonizado un plantón por parte de familiares y amigos de Juan Fernando Bermeo, de 27 años, quien fue asesinado el pasado 6 de diciembre de 2020 en Miraflores de Cuenca.

La protesta realizada la tarde de ayer tuvo la finalidad de reclamar a las autoridades celeridad en el proceso de investigación que permita la captura de los autores del crimen. Los allegados de la víctima sostiene que ha transcurrido un mes y no hay respuestas; temen que el caso quede en el olvido.

Los participantes del plantón portaron carteles con frases en contra de la violencia e inseguridad, además de fotografías del padre de familia que perdió la vida.

Mientras se desarrollaban los reclamos de los ciudadanos, las instalaciones de la Gobernación del Azuay fueron custodiadas por efectivos de la Policía Nacional.

El 6 de diciembre de 2020, alrededor de las 04:30, Juan Fernando Bermeo, de 27 años, falleció al recibir una puñalada en el corazón. Él fue asesinado cuando hacía deporte en el sector de Miraflores; era padre de dos niños.

Los familiares de la víctima hacen un llamado a las autoridades a reforzar la seguridad para que nuevos crímenes no afecten a otras familias y más niños no queden en la orfandad por causa de la delincuencia.

Los allegados presumen que delincuentes asaltaron a Juan Fernando Bermeo y agredieron al poner resistencia.

Al plantón que se desarrolló ayer también se sumaron los allegados de Mercy M., una madre de familia que el pasado 30 de diciembre fue hallada sin vida junto a sus dos hijos. Ellos consideran que las circunstancias de las muertes deben ser investigadas; consideran que la madre de familia no se suicidó.

Una familia pide que se desarrollen las investigaciones de la muerte de una madre y sus dos hijos en una vivienda de Cuenca.

Mercy M., de 32 años, y sus dos hijos mellizos -de apenas tres meses de nacidos- fueron encontrados sin vida en una vivienda, ubicada en la ciudadela Barsallo, en la parroquia Hermano Miguel, al norte de Cuenca.

De acuerdo con la Policía Nacional, el conviviente -de la madre de familia que murió- fue quien dio el alerta de la emergencia al ECU-911 y al sitio acudieron organismos de socorro y efectivos del orden.

Freddy Sarzosa, comandante de la zona 6 de la Policía Nacional, indicó: “Lo que se presume es un suicidio de la madre, pero antes aparentemente hubo una asfixia o envenenamiento a los dos menores de edad”. Los familiares de los fallecidos dudan de esta hipótesis.

Mercy M., era nativa del cantón Nabón, perteneciente a la provincia del Azuay. -(I)