Seguros de salud y de vida pasan a plano prioritario

3519
Durante la pandemia, la población marcó un cambio de prioridades en los servicios de seguros. XCA

A raíz de la pandemia, una buena parte de la población envió a segundo plano o dejó de renovar los seguros relacionados a bienes patrimoniales, como vehículos, casas, entre otros, puesto que por las restricciones de movilidad y el confinamiento, no veían necesarios dichos seguros. Sin embargo, debido a la emergencia sanitaria, los ciudadanos optaron más por los seguros de salud y de vida, dados los riesgos de muerte que supone el COVID 19, y por los costos de atención para esta enfermedad, que son altos en centros privados.

“Al momento de existir un riesgo de muerte tan alto, la gente empieza a preocuparse de lo que está debiendo, de cómo van a quedar sus hijos, su familia, entonces optan por los seguros de vida. También por los costos altos, buscan seguros de asistencia médica, para por lo menos tener un respaldo y no afectar a su patrimonio”, menciona Charles Aguilar, gerente de Empire Cía Ltda, una de las empresas más grandes en el asesoramiento de seguros en el Azuay.

A decir de Aguilar, a medida que se van reactivando los diferentes sectores, es posible que la población retome los seguros de sus carros, casas, empresas y demás bienes. Para el ciudadano, los seguros deberían ser indispensables en medio de una crisis.

“Los empresarios e inversionistas saben lo indispensable que es mantener los seguros al día, y más aún en época de crisis, porque si por alguna razón se dan eventos fortuitos como incendios u otro evento grave, se va a afectar más su patrimonio”, indica Aguilar.

La mayoría de empresas de seguros han buscado la forma de reactivarse, a través de la reducción en costos en ciertos ramos y la masificación de los seguros, mediante la búsqueda de nuevas pólizas. En el caso de Empire Cía Ltda, una de las estrategias es la implementación de seguros temporales para vehículos.

“Para casas, quintas, departamentos, locales comerciales y negocios pequeños, tenemos otro seguro sin inspección de riesgos, sin la elaboración de listados, para la cuestión de incendios y robos que se han notado bastante en la pandemia. El costo no va más allá de unos 300 dólares al año”, añade. (I)

DATO

También las aseguradoras han innovado a través de los seguros para mascotas, que han tenido buena acogida en los últimos meses.