Los actos masivos del 1 de enero en honor a la Virgen de la Nube quedan suspendidos

Autorizan solo eucaristía a puerta cerrada y analizan posibilidad de un recorrido motorizado.

2787
Autoridades civiles y eclesiásticas anunciaron ayer restricciones y prohibiciones para las festividades de la Virgen de la Nube, patrona de Azogues. BPR

La multitudinaria procesión y misa campal del 1 de enero en honor a la Virgen de la Nube, patrona de Azogues, se suspende por el incremento de los casos de COVID-19.

Se autoriza solo una celebración eucarística a las 09:00, y a puerta cerrada, con un máximo de 30 personas bajo estrictas medidas de control y bioseguridad. Además, dependiendo del número de personas que transiten ese día por las calles céntricas de Azogues, la posibilidad de un recorrido motorizado sin establecer hora ni ruta.

Así lo confirmaron ayer autoridades civiles y eclesiásticas del cantón, quienes también anunciaron fuertes restricciones desde el 27 de diciembre hasta el 2 de enero para acceder al Santuario Franciscano, donde reposa la sagrada imagen de la Virgen de la Nube.

También advirtieron severos controles en las vías de ingreso a la ciudad desde los cantones vecinos de Biblián y Déleg, así como de Cuenca y Paute de la provincia del Azuay. Se impedirá principalmente el paso de buses con peregrinos.

Adicionalmente, descartaron un sobrevuelo de la imagen de la Virgen por la ciudad debido a su tamaño, de más de un metro de altura, que impide que ingrese con facilidad a un helicóptero.

El propósito de las autoridades es evitar la aglomeración de personas por la festividad religiosa que represente un riesgo de contagios. Los limitados actos por celebrarse serán retransmitidos por las redes sociales institucionales.

Acciones

De acuerdo con el alcalde Romel Sarmiento, presidente del Comité de Operaciones y Emergencias (COE) Cantonal de Azogues, el 30 y 31 de diciembre, y 1 de enero estarán bloqueados con vallas metálicas todos los accesos al Santuario Franciscano, tanto de las calles Oriente, Rumiñahui, entre otras, “para que no ingrese nadie al templo”.

Sobre la posibilidad de un recorrido motorizado, dependerá mucho del comportamiento de la gente el 1 de enero. “Si nosotros, en una avanzada con los representantes del Santuario Franciscano, Secretaría de Riesgos y Policía Nacional, observamos que no se presentan las garantías en la ciudad, no saldrá la imagen”.

A lo que Jessica Sigüenza, directora del Distrito de Salud 03D01, expresa que las cifras de los contagios han incrementado en las últimas tres semanas, “y no podemos autorizar eventos masivos en honor a la Virgen, incluso las 30 personas que ingresarán a la única eucaristía a celebrarse el 1 de enero, tendrán que presentar resultados actualizados de pruebas rápidas de COVID-19”. (BPR)-(I)

DETALLE

La Policía Nacional incrementará el personal para estos días. Se prevé que agentes de la ciudad de Cuenca lleguen para brindar su contingente.