Herederos inciertos ante patrimonio no cuantificado de Maradona

El astro del fútbol dejó atrás cinco hijos reconocidos, dos de ellos luego de procesos judiciales. Además, existen otros seis que aseguran que el Diez es su padre, aunque el vínculo nunca fue confirmado todavía.

2176

Una muerte siempre es dolorosa, más si se trata de un ícono mundial como Diego Armando Maradona, considerado el mejor futbolista de todos los tiempos. Pero en la otra cara de la moneda de la tristeza y la idolatría, hay una gigantesca herencia. Es una lista de bienes y contratos acordes con su leyenda. Y su fallecimiento dará inicio a una puja que tendrá como protagonistas principales a sus cinco hijos reconocidos: Dalma, Gianinna, Diego Jr., Dieguito Fernando y Jana. Todos ellos son herederos naturales del patrimonio del Diez.

Ya hace años que la salud de Maradona empezó a sentir los impactos de su vida de excesos, y los fantasmas de su muerte empezaron a deambular con cada vez más frecuencia. Su herencia empezó también a aparecer en escena, y en noviembre del año pasado, el propio Diego publicó un explosivo video en Instagram con una particular promesa: dejó a Dalma y Gianinna, las hijas que tuvo junto con Claudia Villafañe, afuera de su herencia, y prometió donar todos sus bienes para obras sociales.

En su fructífera carrera como futbolista, director técnico y empresario, Diego Maradona ha cosechado una importante fortuna. Y ante su muerte, más allá del luto del que se tiñó el mundo entero, comenzó a circular la pregunta de qué pasará con su herencia millonaria. Los herederos naturales son sus cinco hijos reconocidos pero se asume que en Cuba tiene tres hijos más de dos madres diferentes.

Patrimonio

Pero ¿cómo está compuesto su patrimonio? En principio, el Diez era el titular de dos propiedades en Villa Devoto, una es el mítico departamento de Segurola y La Habana, otra ubicada en Puerto Madero, la casa de Bella Vista donde vivía con Rocío Oliva -su última novia- y otra en la que vive la familia de la panelista de “Polémica en el bar” y una casa en Nordelta, en la que actualmente viven sus hermanas.

También tenía varios automóvi les de alta gama en su haber: cuatro en Argentina, dos quedaron en Dubái -un roll Royce Ghost y un BMW, que juntos tienen un valor de 500 mil euros aproximadamente- y una camioneta Overcomer Hunta que le regalaron durante su estadía en Bielorrusia, donde fue presidente honorario del Dínamo Brest. Allí también recibió un anillo de brillantes que tiene un valor superior a los 300.000 euros y forma parte de su imponente colección de joyas.

Además, Diego tenía contratos por importantes sumas de dinero con el club Gimnasia y Esgrima de La Plata, donde se desempeñaba como DT; con marcas de indumentaria deportiva e inversiones en Cuba e Italia, por lo que se calcula que recibirá una importante suma de dinero.

Aseguran que su abogado Matías Morla, cumplirá un rol fundamental en la división de bienes ya que él llevaba adelante varios litigios con la exposa del jugador.

En este marco, el año pasado Diego grabó un polémico video en el que decía que no le iba a dejar nada a sus hijas mayores y que iba a donar su fortuna. Además en ese momento, el letrado dijo públicamente que el campeón del mundo tenía en sus planes reconocer a varios jóvenes cubanos como sus hijos, pero no llegó a hacerlo en vida.

La Justicia, en ese caso no tendrá una tarea fácil: resulta muy difícil calcular con exactitud la fortuna de un hombre que ha producido una herencia legendaria, y más si el cálculo de su producción se quisiera hacer retroactivo, iniciando la cuenta desde los 15 años, cuando debutó en la Primera de Argentinos Juniors y dio inicio a su mágica trayectoria deportiva su patrimonio se aproximaría a los 500 millones de dólares extraoficialmente. (REM)-(D)