Comercio se ancla al “Viernes Negro”

Se estima que el movimiento de ventas disminuyó en un 50 % en comparación al año anterior.

2310
Marithza Torres observa los descuentos que se aplican en un local de ropa y accesorios. XCA

Aunque muchos negocios guardaban expectativa de que el “Viernes Negro” dinamice el comercio de este año, tras la fuerte afectación por la pandemia, ayer, el flujo de potenciales compradores no fue el esperado. Se estima que el movimiento comercial disminuyó en al menos un 50 % en relación al año anterior.

Según recuerda Lilia Bermeo, el 2019, estas fechas se asemejaron a una pequeña Navidad, es decir, las ventas fueron superiores. No obstante, considera que ahora, por efectos de la pandemia y el clima que no favoreció la jornada, la afluencia de consumidores no fue la esperada.

Con esto de la pandemia, todos los negocios estábamos con la expectativa de que el ‘Black Friday’ iba a estar con buen movimiento pero realmente ha estado flojo. Esperemos que el fin de semana se mueva algo. Toda la mercadería hemos puesto con el 30 y 50 % de descuento”, dijo Bermeo, quien es propietaria de la boutique “Algo Bonito”.

Este Diario hizo un recorrido por varios comercios del Centro Histórico de Cuenca, donde se pudo constatar las medidas de bioseguridad que se aplicaron para evitar la propagación del virus. Este hecho fue reconocido por Marithza Torres, quien salió temprano en compañía de su familia. Ellos recorrieron algunos locales de ropa y calzado, en busca de promociones. Además, tenían planificado comprar productos de primera necesidad más adelante.

Están con buenos descuentos. Nosotros salimos temprano para prevenir las aglomeraciones, el contagio. Nos han desinfectado al ingresar, pero yo más bien recomiendo que el alcohol lo lleve cada persona para evitar el contacto”, dijo Torres.

Por otro lado, un mejor panorama se observaba en los establecimientos dedicados a la venta de electrodomésticos y productos de tecnología, donde la presencia de ciudadanos era notoria. En estos locales, los descuentos variaban entre el 30 y 80 %, y en algunos casos, la promoción incluía productos como “regalo” por las compras.

Manuel Moncaño acudió a Artefacta a comprar una lavadora. Dijo que los precios están regulares, aunque sí se evidenció un descuento.

Nos dijeron que por el ‘Viernes Negro’ las cosas iban a estar más baratas, pero no veo mucha diferencia”, aclaró.

Mientras tanto, en los locales que ofertan productos de primera necesidad, sí se evidenciaron largas filas de ciudadanos en espera de ingresar a los establecimientos. En estos casos, de acuerdo con el plan de contingencia, personal encargado del control vigilaba que se cumpla con el distanciamiento social.

También, durante la jornada, la Intendencia de Policía del Azuay lideró operativos en varios sectores de la ciudad para verificar que los negocios cumplan con las promociones y evitar de este modo la publicidad engañosa. Así también, la presencia de esta institución fue para controlar las aglomeraciones.

Jorge Cabrera, Intendente de Policía, sostuvo que en los exteriores de un establecimiento ubicado en el sector de Challuabamba, hubo ciudadanos que incumplían con las medidas de bioseguridad, aunque en la parte interna, se controló el aforo, señalética y demás condiciones recomendadas para eludir al contagio.

Se han anunciado, de parte de los establecimientos comerciales, algunas promociones por el ‘Viernes Negro’ y eso ha significado que muchas personas se den cita a estos espacios, desentendiéndose de las recomendaciones que ha dado el COE Nacional. Eso es lo que hemos encontrado en el sector de Challuabamba”, explicó Cabrera.

El funcionario añadió que se ha pedido colaboración al personal de los centros comerciales para que haya un control en las áreas adyacentes a dichos establecimientos. También pidió el compromiso de la ciudadanía para que se organice y se cuide.

Una de las principales recomendaciones del COE fue que la adquisición de los productos se lo haga con el distanciamiento, con el uso de la mascarilla y que lo haga un miembro de la familia. Hemos encontrado varias personas por familia (…) Ahora están ingresando diez personas que salen del local haciendo sus compras e inmediatamente ingresan otras diez”, acotó Cabrera. (I)

DATOS

– El flujo de ciudadanos durante el “Viernes Negro” disminuyó en al menos un 50 %, en comparación a años anteriores, según comerciantes.

En el mismo contexto, la Plaza Rotary organizó ayer el “Viernes Yana”, que significó descuentos de entre el 25 y 30 % en los productos.

– También los artesanos del Azuay y otros comercios aplican descuentos durante este fin de semana, a través de plataformas web.