Las mujeres de Cuenca honran a las víctimas de la violencia

El puente Mariano Moreno fue tomado por colectivos por los derechos de la mujer, con motivo del Día de la no violencia. XCA

El puente Mariano Moreno y las Escalinatas, un lugar que en los últimos meses se convirtió en un símbolo de la lucha contra la violencia de la mujer, fue pintado de morado y llenado con listones en honor a las víctimas de femicidios en Cuenca.

La toma simbólica de este espacio por parte de los colectivos feministas se dio en honor al Día Mundial de la No Violencia contra la Mujer, que da inicio a los 16 días de activismo por dicha causa, que finalizarán con una marcha a realizarse el 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos.

Contrario a lo que pasó en anteriores ocasiones, esta vez no se dispuso que se vuelva a pintar el puente de blanco, no hubo acusaciones de daño al patrimonio o advertencias de sanciones. Las autoridades participaron de la toma y develaron una placa conmemorativa en honor a las víctimas de violencia en la ciudad.

“Debo confesarles que este color me gusta, vamos a analizar si lo dejamos así si la Comisión de Áreas Históricas lo avala” dijo el alcalde Pedro Palacios antes de develar la placa y poco después de que Carmen Ortiz, representante del Cabildo de las Mujeres, le reclamó públicamente por negarles el permiso para eventos en el Parque de la Madre y el Parque Calderón contra la violencia.

“Nos hemos cansado de la violencia sistemática contra las mujeres, creemos que ya no es hora de estar pidiendo permisos sino de tomarnos el espacio público, que a la final es de todos, y alzar nuestra voz” dijo la dirigente.

Y así lo hicieron. En horas de la tarde los colectivos regresaron a las Escalinatas y al puente para rebautizarlo con el nombre de “Vivas nos queremos” en honor a la lucha feminista en la ciudad.

Informe

Previo a la develación de la placa en el puente, el Concejo Cantonal conoció en sesión ordinaria el informe del cumplimiento de la ordenanza sobre la violencia de género en Cuenca, que no estuvo exento de cuestionamientos.

El concejal Roque Ordóñez sostuvo que hay temas por avanzar en cuanto a la protección de víctimas de violencia y recordó que dentro del Municipio se han dado casos, como el juicio por el derecho a la lactancia materna en la empresa ETAPA, que desdicen los compromisos por los derechos de la mujer.

También pedía más presupuesto, un reclamo al que se unió la activista Ximena Palacios, quien ocupó la silla vacía y sostuvo que sin dinero en la proforma municipal, la lucha contra la violencia puede quedar “en la retórica”, cifras e informes.

Palacios reconoció que “falta mucho por hacer” en materia de protección de derechos de la mujer, pero sostuvo que si bien no se ha llegado a una solución ante esta problemática “se ha trazado la vía correcta” para hacerlo y comprometió los esfuerzos municipales para lograr a futuro una sociedad libre de violencia. (JMM) (I)

 


Le invitamos a susbcribirse a nuestro boletín informativo para recibir las noticias de El Mercurio en su correo electrónico.