Polémica por Complejo Turístico de Aguas Termales en la parroquia Guapán

Prefectura contratará estudio para determinar obras y costos. GAD Parroquial administrará.

803
La construcción del Complejo Turístico de Aguas Termales en la parroquia Guapán, del cantón Azogues, está paralizado desde hace un año y medio por la intervención de la Contraloría. Cortesía

La Cámara Provincial del Cañar resolvió, por unanimidad, el pasado lunes que se contrate a la Empresa Pública de la Universidad de Cuenca para un estudio que determine obras y costos de inversión para retomar y terminar la construcción del Complejo Turístico de Aguas Termales en la parroquia Guapán, del cantón Azogues.

El proyecto inició en el 2014 en la administración del entonces prefecto, Santiago Correa, y registra una inversión de alrededor de dos millones de dólares.

La Contraloría General del Estado emitió la semana pasada el resultado de un examen especial realizado a la obra. En el informe se recomienda al prefecto del Cañar, Bayron Pacheco, que se tomen las acciones necesarias para poner en funcionamiento el complejo turístico.

El examen especial establece que se: “Dispondrá y verificará la realización de una evaluación y análisis técnico que permita corregir de manera definitiva las deficiencias encontradas, a fin de que se ejecuten los trabajos para que la construcción del centro de hidroterapia del Complejo Turístico de Aguas Termales en la parroquia Guapán, entre en funcionamiento y preste servicio a la comunidad”.

De acuerdo con el prefecto Pacheco, hoy se firmará el contrato con la Empresa Pública de la Universidad de Cuenca para que realice la evaluación en materia hidrológica, geológica y estructural del complejo turístico. “No puedo decir en qué tiempo nos entregarán el estudio, pero, toda vez que ello ocurra, se determinarán los valores”.

El Gobierno Provincial con la aprobación de la Cámara Provincial destinará una partida de cerca de 400 mil dólares del presupuesto del próximo año para las obras en el complejo turístico.

“En caso de que se requieran más recursos económicos, nos tocará realizar una reforma presupuestaria y un traspaso de partidas (…) Aspiramos en el 2021 poner en marcha el complejo turístico, ya que la ciudadanía no puede seguir esperando por una obra tan anhelada”, expresa Pacheco.

Administración

El Gobierno Parroquial de Guapán administrará el complejo turístico cuando entre en operatividad.

Así lo confirma Carlos Vallejo, presidente de la Junta Parroquial, quien aclara que recibieron la primera y segunda etapa del proyecto en mayo de 2019, cuando fenecía la administración de Santiago Correa, pero no pueden administrar el complejo aún porque falta por concluir una tercera etapa con obras como: conducción de aguas termales a las piscinas, tanques de reserva, entre otras.

“La anterior y la presente administración del Gobierno Provincial han manifestado que el complejo turístico debe ser administrado por el Gobierno Parroquial de Guapán (…) Cuando las obras estén terminadas veremos el modelo de gestión, podría ser una alianza pública-privada o de arrendamiento”, menciona Vallejo. (BPR)-(I)

“Informe es subjetivo y antitécnico”

El informe de Contraloría señala que el exprefecto Santiago Correa contrató la construcción del centro de hidroterapia, sin contar con los estudios y diseños, lo que conllevó a que el complejo turístico se encuentre sin funcionamiento, ocasionando un perjuicio de más de 1,6 millones de dólares.

Correa responde que se convirtió una cantera en un complejo turístico, que se construyeron las dos primeras etapas, una, con la Empresa Pública del Gobierno Provincial; y la otra, con una empresa particular.

“Esas dos etapas fueron auditadas en el 2018 por un equipo multidisciplinario de la Contraloría. La obra fue recibida y entregada a la Junta Parroquial. El día de la entrega anuncié que se ejecutaba un tercer contrato para mejorar sustancialmente la captación de las aguas de las vertientes (…)”, argumenta Correa.

Dicho contrato se interrumpió en la actual administración provincial, demoró alrededor de cinco meses en la terminación por mutuo acuerdo, es así como ha transcurrido un año y medio desde que el complejo está abandonado.

Correa añade que el actual informe de Contraloría es “subjetivo, antitécnico y que corresponde a la presión política de algunos actores sociales de la provincia (…) Acudiré a las instancias administrativas y judiciales necesarias”, advierte. (I)

DETALLE

El proyecto se ejecutó por etapas. Los trabajos iniciaron con la ubicación de áreas verdes, camineras; y luego se dio paso a la construcción del complejo en sí con piscinas, áreas de spa, entre otros espacios.