La Liga de Quito es un hospital para recibir al Santos de Brasil

Seis jugadores que venían con regularidad en el once titular no podrán jugar por lesión y por dar positivo de covid-19

1225
El volante argentino Lucas Villarruel no podrá jugar tras superar la covid-19.

Este martes se abren los octavos de final de la Conmebol Libertadores. El primer equipo ecuatoriano en entrar en acción es Liga de Quito. Desde las 17:15 tendrá la visita de Santos en el Estadio Rodrigo Paz Delgado.

El plantel albo se ha convertido en un hospital en las últimas semanas, obligando al estratega Pablo Repetto a hacer constantes cambios en el onceno habitual. Lucas Villarruel se convirtió en la última baja.

El volante argentino superó la covid-19, pero el resultado no pudo ser avalado por los laboratorios de Conmebol. Tampoco jugarán Júnior Sornoza y Moisés Corozo por estar en proceso de recuperación del coronavirus.

“El equipo está bien, Santos es un rival de respeto. Lucas Villarruel por su problema médico estuvo entrenando aparte, es un jugador importantísimo, está para jugar, pero no creo para 90 minutos. Recuperamos una pieza importante”, dijo a radio La Red el gerente deportivo Santiago Jácome.

Tampoco fueron considerados para este compromiso copero Ezequiel Piovi, por una lesión en la rodilla; Adolfo Muñoz, por una lesión muscular; y Franklin Guerra, por una lesión en el pie.

Visitantes

El Santos también llegó al Ecuador con una nómina diezmada. No viajaron por lesión Laercio, Raniel, Vladimir, Renyer y el uruguayo Carlos Sánchez; por suspensión, Jobson; mientras que por dar positivo de covid-19, Luan Peres, Ángelo, Madson, Joao Paulo y Sandry.

El técnico Alexi Stival Cuca se recuperó de covid, pero se quedó en su país por recomendación médica. Su asistente Marcelo Fernandes le tomará la posta frente al Rey de Copas ecuatoriano. (BST)-(D)

Partidos programados para este martes 

Así salieron sorteadas las llaves de los octavos de final

 


Le invitamos a suscribirse a nuestro boletín informativo para recibir las noticias de El Mercurio en su correo electrónico.