Italia espera persuadir al mayor número de personas para que se vacunen

2371
A woman wearing a face mask walks in front of a shop window offering bargains during a pre-Christmas window shopping walk in Milan, Italy, 23 November 2020.

El ministro de Sanidad italiano, Roberto Speranza, explicó que la vacuna de la covid-19 no será obligatoria, pero que se hará una campaña para persuadir de que se vacune el mayor número de personas, mientras que algunos virólogos afirman que es demasiado pronto para la vacunación con los datos que se tienen.

«Italia debe intentar lograr la inmunidad colectiva y por lo tanto una vacunación masiva anti-COVID se realizará a través de la persuasión», dijo Speranza en el programa «Che tempo che fa» en el canal Rai 3.

«Creo que con una campaña real podemos intentar conseguir la inmunidad colectiva sin partir de la obligatoriedad, pero es una evaluación que haremos a lo largo de los meses. La evaluaremos en el curso del trabajo», agregó.

Speranza adelantó que las primeras dosis de vacuna llegarán a finales de enero, pero llevará algún tiempo. «En el mejor de los casos tendremos vacunas para 1,7 millones de personas a finales de enero. Luego, poco a poco, esperamos la llegada de otras vacunas y en primavera habrá vacunación masiva», agregó.

«De las seis vacunas, solo una, Pfizer, que es la primera en llegar, tiene un límite de temperatura de -75 grados. Estamos trabajando en eso para que se den todas las condiciones para gestionar la cadena de frío», dijo.

El presiente del Gobierno italiano, Giuseppe Conte, ya había adelantado hace algunos días que se está preparando un plan nacional para garantizar la seguridad y distribución de la futura vacuna.

Conte informó de que un plan será llevado al Parlamento para su aprobación con «los criterios y prioridades» con los que se procederá a la distribución de las dosis.

Mientras, uno de los virólogos más importantes del país, Andrea Crisant, director del Laboratorio de Microbiología y Virología del Hospital de Padua, ha causado revuelo al asegurar que se están adelantando los tiempos para vacunar.

«Con base en el conocimiento que tenemos hoy, yo no me vacunaría», dijo Crisanti.

Explicó que no se vacunará contra la covid-19 «mientras los datos de eficacia y seguridad de la vacuna no estén disponibles tanto para la comunidad científica como para las autoridades que regulan su distribución». EFE