Urge blindar el patrimonio para evitar destrucción

9460
Municipio de Cuenca ha identificado 70 bienes patrimoniales en mal estado y 14 en ruinas en el centro histórico. XCA

El Municipio de Cuenca ha identificado 172 inmuebles que están en ruinas y con un estado exterior malo en el Centro Histórico de Cuenca y El Ejido, donde hay aproximadamente 14.000 edificaciones en total.

De estos 172, 70, inventariados como patrimonio, están en mal estado, y otros 14 en ruinas. Asimismo 86, que no constan en el inventario patrimonial, están en malas condiciones, y otros dos destruidos casi por completo.

Felipe Manosalvas, titular de la Dirección de Areas Históricas y Patrimoniales, de la municipalidad, explicó que en un catastro que data de 2010 se identificaron 3.400 bienes patrimoniales en el centro histórico.

En cambio fuera de esta zona y en las parroquias hay unos 3.100 más según el Sistema de Información Patrimonial Cultural del Ecuador (SIPCE), que lo administra el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC).

En 2016 el cabildo conoció 145 casos de daños contra estructuras patrimoniales, en 2017 fueron 170; en 2018: 130 y en 2019: 55. En lo que va de este año están unos 50.

Hay varias tipologías de infracciones en este campo: por ejemplo, cuando es una demolición de una edificación, o cuando se altera una planificación o se hacen intervenciones sin permiso de construcción o en espacios públicos.

Uno de los casos de destrucción patrimonial que más concitó la atención ocurrió en 2008 cuando la casa conocida como Villa Rosa Elena, que estaba en la avenida Fray Vicente Solano, desapareció. Allí ahora se levanta un moderno hotel.

Otras viviendas que quedaron en escombros estuvieron en la Padre Aguirre entre Mariscal La Mar y Sangurima; en la Lorenzo Piedra y Alfonso Moreno; en la Rafael María Arízaga; y en la Mariscal Sucre entre Coronel Tálbot y Estévez de Toral.

Uno de los más recientes casos en cambio fue la demolición, en agosto de 2019, de una casa patrimonial que estaba en la calle Hermano Miguel, entre la Mariscal Sucre y Presidente Córdova.

Su propietario fue sancionado con una multa de 20.000 dólares, además tiene que reconstruir el bien. Por su accionar se abrió una investigación en la Fiscalía de Azuay, dado que esto es un delito.

Para Mario Solano, arquitecto e investigador de patrimonio, para muchos de los dueños de casas patrimoniales, tenerlas no significa un beneficio sino un problema, por los costos que representa su mantenimiento.

Por eso, a decir de Solano, cada vez es más frecuente la práctica de dejar que se destruyan. “En otros casos las derrocan aprovechando los feriados, fines de semana e incluso las noches…”, precisó.

Lo que hacen es dejar que la humedad dañe los cimientos, paredes, pisos y así todo termina por caerse… Resulta más rentable que se caída y poder construir en ese espacio un edificio moderno…”, agregó.

Para Solano los inmuebles patrimoniales tienen un valor incalculable, que puede ser aprovechado, especialmente, para el turismo, y así convertirlos en algo favorable para los propietarios.

Y precisamente, reconoció Manosalvas, esto tratan de hacer desde el cabildo, y hay dos maneras. Una: con una inversión municipal para la recuperación, que luego debe ser devuelta por el propietario por medio de un crédito.

La otra: a través de incentivos, que deben ser generados y reglamentados para que puedan hacerse efectivos, con el fin de incentivar a los propietarios de inmuebles patrimoniales a que los conserven.

Y justamente esto se contempla en el Plan de Gestión de Patrimonio Cultural de Cuenca, que tiene entre sus líneas estratégicas el ordenamiento y la gestión jurídica.

Esto implica que la entidad que preside Manosalvas diseñe un anteproyecto del Código de Patrimonio Cultural de Cuenca, donde se determinen incentivos económicos y financieros. Esto está en proceso.

Penas de prisión

Juan Campuzano, abogado y especialista en temas de patrimonio, recordó que el Código Orgánico Integral Penal (COIP) en su artículo 237 determina una pena de cárcel de uno a tres años para quienes destruyan bienes patrimoniales.

De acuerdo con esta normativa, esta penalización es para la persona que dañe, deteriore, destruya total o parcialmente, bienes pertenecientes al patrimonio cultural del Estado.

A decir de Campuzano, hasta la fecha a ningún infractor se le ha condenado a prisión en esta ciudad, por lo que considera que aún no hay sanciones ejemplarizadoras para evitar nuevas destrucciones.

Para este profesional es necesario que el Municipio de Cuenca intensifique sus controles para proteger bienes patrimoniales que están en El Ejido, en la parte baja del Centro Histórico de Cuenca. (CSM)-(I)