La Casa de la Cultura Núcleo del Azuay inaugura un espacio para libros infantiles

2366
Hoy, a las 15:00, la extensión será inaugurada por la Casa de la Cultura Núcleo del Azuay. Xavier Caivinagua/El Mercurio

Por primera vez, Cuenca tendrá un espacio destinado a la literatura infantil: la Casa de la Cultura Núcleo del Azuay inaugurará este 20 de noviembre la extensión de la biblioteca «Manuel Muñoz Cueva», a través de su proyecto BiblioAzuay.

La idea es que funcione un lugar destinado a fomentar la lectura con el préstamo de libros y con mediaciones lectoras para niños y adolescentes. Para esto se planteó BiblioAzuay, un proyecto que ganó la séptima convocatoria de los fondos concursables de Iberbibliotecas.

La extensión, que funcionará en la planta baja de la Casa de la Cultura Núcleo del Azuay, se presentará a las 15:00. Y como acto de apertura se llevarán a cabo tres actividades.

En una primera parte habrá un espacio de lectura que será liderado por Xavier Calle, mediador del Tambo de Lectura. Luego se recibirá la donación de un libro gigante por parte del Proyecto Bradamante, y, por último, se presentará el libro infantil El tornillo perdido, escrito por Kevin Cuadrado e ilustrado por María Herrera.

Funcionamiento

El espacio físico solo es una parte de BiblioAzuay: el objetivo es que haya una extensión móvil de la biblioteca de la Casa de la Cultura.

Para ello se recibió en donación una furgoneta del Ministerio de Inclusión Económica y Social. El vehículo será adaptado para trasladar libros no solo dentro de la ciudad, sino extender el préstamo de obras en los cantones del Azuay.

“Lo que hará nuestra bibliomóvil es, una vez que se escoge el libro de nuestro catálogo, es entregar los libros en el domicilio. Se les da quince días, con posibilidad de renovación, y así mismo lo vamos a retirar. O también se podrá devolver los libros en el espacio que se inaugurará”, explicó David Larriva, coordinador del departamento editorial.

Para la solicitud de libros, la Casa de la Cultura desarrolla una plataforma digital (que se prevé que esté listo en diciembre), en el que funcionará un buscador. A través de él se encontrarán, en principio, los 1 100 títulos infantiles que adquirió la institución luego de ganar la convocatoria de Iberbibliotecas.

Una vez terminada la plataforma, los niños y padres podrán registrarse mediante un formulario. Después, la información será procesada y validad. Con ello obtendrán un carnet digital para reservar los libros.

Las obras podrán ser retiradas de la extensión de la biblioteca Manuel Muñoz Cueva o se entregará en los domicilios de los niños. (AWM)-(I)


Le invitamos a susbcribirse a nuestro boletín informativo para recibir las noticias de El Mercurio en su correo electrónico.