El voleibol retoma los entrenamientos presenciales después de ocho meses

Los deportistas cuentan con la autorización de los padres de familia previa socialización del protocolo de bioseguridad

1694
El profesor Sergio Mermillo toma la temperatura a uno de sus alumnos durante la prueba piloto que se cumplió ayer en el Coliseo Jorge Calvache.

El voleibol será el segundo deporte colectivo de la Federación Deportiva del Azuay en retornar a los entrenamientos presenciales. El Coliseo Jorge Calvache quedó listo para recibir a los deportistas después de ocho meses en los que se priorizó el trabajo por la plataforma Zoom debido a la pandemia de la covid-19.

Para dar este paso, primero, los entrenadores analizaron protocolos que se aplicaron en diversas partes del mundo; después, armaron uno acorde a la realidad en la que se desenvuelven los deportistas.

Una vez que tuvieron la aprobación del ente federativo lo socializaron con los padres de familia para que los voleibolistas puedan asistir con la respectiva autorización. En varones entrenarán de forma presencial 20 deportistas; en damas, 18. El resto seguirá en el modo virtual. El profesor Leonardo Pieroni explica a breves rasgos algunas medidas que contempla el protocolo.

– Medidas de bioseguridad

El protocolo se basa en la señalización para la distancia antes del ingreso. Por ahora, ellas se cambiarán los zapatos antes de ingresar. Se colocarán los zapatos de entrenamiento que traerán desinfectados desde sus casas y los que estaban puestos los dejarán sobre una mesa.

Después, está la toma de temperatura, el tema de la ungida de las manos a través del gel o alcohol. Una vez que ingresen al coliseo tienen sus lugares predeterminados por señalización para dejar su set de bioseguridad y sus elementos de trabajo.

– Etapas de trabajo

La Etapa 1 incluye trabajo con balón de manera individual, trabajo técnico, trabajo físico de intensidad baja. En la Etapa 2 ya se comienza el 1 contra 1, es decir el trabajo de tomar contacto con la pelota dos personas. En la Etapa 3 se libera todo excepto el bloqueo doble, es decir en lo táctico no pueden ir a bloquear dos jugadoras a la par. En todas las etapas se utilizará el barbijo.

Las etapas se irán superando en la medida que tengamos seguridad para hacerlo. En el proyecto que presentamos tenemos previsto que la primera etapa dure cerca de 15 días. Vamos a entrenar dos veces a la semana, turnos de una hora cada grupo, serán dos grupos por cada entrenador. En el caso de las mujeres entrenarán a las 14:30 y a las 16:00. Se deja media hora libre entre turnos para que no se aglomere la gente a la entrada y salida.

– Pelota, medio de contagio

Está comprobado científicamente que la pelota traslada el virus, hay deportes que tienen más riesgo que otros. Nosotros consideramos que para poder hacer el deporte libre completamente se debería hacer un hisopado y una burbuja…, después, todo lo otro tiene riesgo, qué podemos bajar los riesgos cumpliendo ciertas normas, sí, pero absolutamente nadie puede prometer el no contagio porque hay situaciones fortuitas que no se pueden evitar en el deporte.

En el uno contra uno, se les pide que cada vez que termine el ejercicio, la que tenga el balón la desinfecte, pero vamos a una cuestión fortuita que puede pasar: hago un ataque-defensa, la pelota en lugar de pegar en la defensa pega en el piso y me pega en la cara. Lo más probable es que tenga contacto con la conjuntiva, porque no uso lentes, sólo mascarilla, entonces si el virus está en la pelota me puede contagiar, son detalles mínimos que por más que uno trate de cuidar no lo va a poder hacer. (BST)-(D)