Nuevos contratos de trabajo

1700

El Ministro de Trabajo, Andrés Isch, dio a conocer en días pasados las características de las nuevas modalidades de contratos laborales, destinados a promover el empleo en el sector privado, considerando que este ha cuestionado en diversas ocasiones la excesiva rigidez de los contratos de trabajo dentro del actual marco que regula estas actividades.

De acuerdo a ello, las nuevas modalidades de contratos de trabajo, se refieren a emprendimientos, contratos para jóvenes que inician sus actividades productivas, los destinados al sector turístico y al cultural. De esta manera, se busca ofrecer nuevas oportunidades de empleo a ciudadanos que actualmente carecen de una ocupación digna, a pesar en muchos casos de encontrarse capacitados para el efecto, y que por causa de la pandemia han sufrido las consecuencias de la reducción de oferta de trabajo, tomando en cuenta además que miles de personas han sido despedidas de sus labores, a causa del cierre o reducción de la capacidad operativa de las empresas.

Sin embargo, los sindicatos de trabajadores y otras agrupaciones clasistas, han rechazado estas nuevas modalidades de contratos, que para ellos constituiría un pretexto para, en sus palabras, “precarizar la mano de obra”, restando así una serie de derechos laborales consagrados en las respectivas leyes. Por su parte el gobierno a través del Ministerio de Trabajo, aclaró que los derechos laborales amparados en la Constitución y leyes específicas se mantienen incólumes, y que estas nuevas modalidades se refieren a casos específicos, cuyo objeto es incrementar el empleo en el país, hoy tan necesitado de nuevas fuentes de trabajo, ya que de esta manera se dinamizarían los contratos en sectores específicos, como el turismo, y actividades conexas, la cultura y los nuevos emprendimientos.

Lo importante, en este caso es que, las nuevas modalidades de contratos laborales, sean en efecto un mecanismo que promueva la creación de nuevas fuentes de trabajo en beneficio de los ecuatorianos.