Cuenca bicentenaria

Gonzalo Clavijo Campos

409

Cuenca, la tercera ciudad más importante del país, con su legado histórico, cultural y arqueológico, ejemplo de urbanismo entre las ciudades intermedias a nivel mundial, así es reconocida por la ONU Hábitat. Pero también por su rica naturaleza que impone belleza, que hace más visible los alrede­dores de la ciudad y cada parroquia rural con sus propios encan­tos.

Con orgullo en este  día de enorme civismo celebraremos los 200 años de la geste independista de Cuenca de la monarquía española.

Es la oportunidad para rememorar el pasado y celebrarlo, pero también para reflexionar sobre el presente y proyectarse hacia el futuro. Repensar nuestro proyecto de ciudad y encaminarnos hacia la transformación de Cuenca en un polo cultural, turístico, universitario, artesanal, industrial y tecnológico.

Uno de los desafíos que enfrenta Cuenca de cara al futuro es lograr un crecimiento más compacto y ordenado para facilitar la prestación de servicios de infraestructura, volverse más segura y amigable, más inclusiva, competitiva, que le permita salir de su aislamiento aéreo y terrestre  e irrumpir con visión de futuro.

Una Cuenca  universitaria de prestigio internacional, con jóvenes de todo el mundo estudiando y viviendo en nuestra urbe; el agua y la naturaleza  como  símbolos de la ciudad, mayor actividad económica que incremente la  oferta laboral para los jóvenes. Vialidad expedita es esencial para  incrementar el turismo, la educación universitaria, artesanía e industria.

La unidad, la capacidad de alcanzar consensos entre todos los estamentos constituye un objetivo  fundamental, pues están pendientes desde décadas la localización y funcionamiento de equipamientos importantes como  el nuevo camal, plaza de ganado y suelo industrial tan necesario para la economía local.

¡Recuperar la presencia y voz  potente de la ciudad es tarea prioritaria, para reclamar nuestros derechos, para buscar mejores días! (O)