Comandante acepta uso de bombas lacrimógenas caducadas

1117
El comandante Patricio Carrillo dio declaraciones en el marco del proceso de juicio político contra la ministra Romo. Captura de pantalla

Avanza el proceso de juicio político en contra de María Paula Romo, ministra de Gobierno, por los hechos ocurridos durante las protestas de octubre del año pasado, ayer le tocó el turno de comparecer ante la Comisión de Fiscalización a Patricio Carrillo, comandante general de la Policía Nacional, quien defendió a la funcionaria, pues señaló que no fue la responsable del accionar de los uniformados; aunque no negó que se usaron bombas lacrimógenas caducadas para repeler a los manifestantes, la cual es una de los causales del proceso.

En una comparecencia en la que uno de los interpelantes, Roberto Gómez, incluso hizo que el comandante de la Policía, en más de una ocasión, le confirme si cuando Romo se disculpó por el supuesto ataque con bombas lacrimógenas a un centro de acogida de manifestantes y cuando aceptó el uso de bombas lacrimógenas, era efectivamente ella. “De lo que veo y oigo, es la ministra”, le respondió Carrillo.

Además, el oficial confirmó que el armamento no letal cuestionado efectivamente caducó en 2015, sin embargo, permaneció en las bodegas de la Policía y fue utilizado debido a la emergencia desatada por las manifestaciones.

“No hay una prohibición de usar las bombas caducadas, no tocó hacerlo por el desborde de la situación, a la Policía le llevaron al límite, la disposición fue que sea el último recurso. La situación se nos fue de las manos, en Quito nos tocó manejar 250 incidentes en un día”, afirmó Carrillo, quien sin embargo libró de responsabilidad a Romo, pues señaló que la orden salió de la comandancia.

En cuanto al ataque a los llamados centros de paz, el comandante señaló que este operativo no fue ordenado por los altos mandos y que hasta el momento se desconoce quién lo perpetró, pese a que se realizó una investigación interna de la que tres uniformados salieron bien librados.

El próximo sábado María Paula Romo comparecerá para presentar sus pruebas de descargo. El próximo miércoles 5 de noviembre se presentará el informe que recomendará que el juicio político pase al pleno o que se archive el proceso. (I)