El espacio y el tiempo en la independencia de Cuenca

4901
La plaza de Armas, hoy parque Calderón, fue el escenario donde la población presionó por su emancipación. INPC

En siete días, Cuenca recordará los 200 años de la declaratoria de su independencia, sin embargo, la emancipación ꟷno solo de la ciudad sino del Ecuadorꟷ en los últimos años ha sido relegada a una mera celebración de un día, cuando los procesos de liberación empezaron mucho antes de lo que se cuenta en espacios que hoy solo son parte del patrimonio de Cuenca.

¿Qué pasó antes del tres de noviembre de 1820? Y, sobre todo, ¿qué sucedió una vez se declaró a la ciudad libre de la monarquía española?

El historiador Manuel Carrasco hizo una reflexión de la antesala a la independencia: se ha mencionado que la chispa que encendió el proceso de emancipación fue lo que sucedió en Guayaquil, el nueve de octubre de 1820. Y en parte, así fue, no obstante, mucho antes ya se venía gestando la idea de liberación.

“Consideramos que los hechos y los procesos históricos no se producen de la noche a la mañana por generación espontánea, sino que en su desencadenamiento existen fuerzas generativas ocultas y subterráneas que han madurado paulatinamente”, escribió Carrasco.

En un principio, de acuerdo a las investigaciones realizadas por Ana Borrero Vega, Cuenca se mostró fiel a la monarquía española cuando en Ecuador empezaron los procesos de emancipación antes de 1810.

Qué sucedió en esa década, se pregunta Borrero, para que Cuenca haya pasado de la “fidelidad hacia la insurgencia”. Para ella, el análisis se dificulta porque hay una ausencia de documentos que describan lo que sucedió entre 1810 y 1824.

Lo que se conoce hoy se debe a las investigaciones que realizaron los historiadores cuando se iba a celebrar el primer centenario de independencia.  Aun así, la ciudad da un salto para declarar su emancipación el tres de noviembre.

Espacios

Los lugares por los que se transita en el presente no son más que espacios para movilizarse, pero hay sitios que guardan la historia de la independencia.

En primera instancia, para buscar la liberación se convocó a la conformación de un cabildo ampliado. Y la invitación para ser parte de ella fue compartida en Todos Santos.

Sin embargo, según la narración del cronista Juan Cordero Íñiguez, quien publicó en marzo pasado una extensa crónica de lo que sucedió en los primeros días de noviembre de 1820, se decidió que la independencia sea a través de un proceso bélico.

El tres de noviembre, el movimiento revolucionario liderado por Tomás Ordóñez intentó llegar hasta la Plaza Mayor, en donde hoy se emplaza el parque Calderón. Sin embargo, 109 soldados protegían a los administradores de la ciudad. Ante ello, la población, con las herramientas de los huertos, rodeó a la milicia hasta cercarlos.

Al siguiente día, el número de personas aumentaría debido a que la población campesina y el cura Javier Loyola se unieron para vencer a los soldados. Mientras que el cinco de noviembre se juraría la independencia en la iglesia matriz de Cuenca.

Cabe decir que, si bien la ciudad había hasta redactado y aprobado la Constitución de la República de Cuenca el 15 de noviembre, la emancipación duró hasta el 20 de diciembre. No sería hasta febrero de 1822, con la intervención de Antonio José de Sucre, que Cuenca sería definitivamente independiente. (AWM)-(I)