Pandemia acentuará nivel de pobreza

La mitad de hogares tuvo problemas para conseguir alimento al iniciar emergencia sanitaria.

1431
Se estima que casi tres millones de niños y adolescentes estarán en condición de pobreza a finales del 2020, de estos, seis de cada diez estarán en pobreza extrema. Archivo

En Ecuador, vivir en extrema pobreza significa recibir al mes ingresos menores a 47,80 dólares, según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC). En esta condición se encontrarían hasta finales del 2020 al menos 1 millón 400 mil personas adicionales debido a la presencia del COVID-19 que ha provocado reducción del empleo, drástica disminución de los ingresos de los hogares, aumento del trabajo infantil y la salida del sistema educativo, así lo determinó un estudio realizado por Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Mientras que el número de pobres (ingresos menores a 85,03 dólares) crecerá en 1 millón 800 mil personas y los integrantes de la clase media se reducirán en 1 millón 100 mil personas, quienes tienen un alto riesgo de caer en vulnerabilidad o pobreza.

A nivel general el país, antes de la pandemia, podría tardar hasta ocho años en eliminar la pobreza y pobreza extrema, pero ahora ese tiempo se ha duplicado y se estima que se necesitaría 19 años y medio para lograrlo. Si el Gobierno aplica las medidas adecuadas para ayudar a los más vulnerables, es posible que este tiempo se reduzca en cinco años.

La situación se vuelve aún más complicada en los hogares con menores de edad, se estima que casi tres millones de niños y adolescentes estarán en condición de pobreza a finales del 2020, de estos, seis de cada diez estarán en pobreza extrema.

El impacto de la pobreza en los niños y adolescentes conlleva consecuencias a mediano y largo plazo. Según lo informó María Alejandra Muñoz, vicepresidencia de la República, Ecuador es el segundo país, después de Guatemala, con el peor índice de desnutrición crónica infantil en América Latina y El Caribe, con un 23 % que tras la pandemia podría llegar al 27 %; 1,5 de cada 5 niños del país tiene este problema.

“Niños sin oportunidades, están comprometiendo su vida, su entorno y la prosperidad del país, que no ha podido disminuir un índice que para otros países es un tema superado”, puntualizó Muñoz.

Además, según datos proporcionados por la vicepresidenta, 5,3 millones de menores que estudian han sido afectados por la brecha tecnológica, lo que ha provocado altos niveles de deserción estudiantil, sobre todo en la costa.

Sergio Oliveri, especialista del Banco Mundial, puntualizó que el daño más importante que ha producido la pandemia ha sido a la seguridad alimentaria, según este organismo, en los tres primeros meses de la pandemia se estima que la mitad de los hogares en Ecuador no tuvo acceso a la alimentación por falta de dinero, por el aumento en el costo de los productos o por las restricciones a la movilidad.

Propuestas de UNICEF

Para UNICEF, las medidas que debería implementar el Gobierno son: reactivación económica, administración fiscal adecuada, manejo de deuda y reforma tributaria progresiva e invertir en un sistema de protección social, si se destina el 2,4 % del PIB (2.599 millones de dólares) se ayudaría a 715 mil familias.

Pero según Diego Olmedo, experto económico, la pobreza en un país solo se reduce a largo plazo a través de la generación de empleo, sobre todo en el sector privado.

“La última década los gobiernos se han especializado en ahuyentar la inversión con políticas que cambian todo el tiempo”, dijo el experto. (I)

Por: Andrea Salazar