Auditoría señala fallas en contrato vial del Azuay

Un informe da cuenta de los pormenores del proceso contractual de la vía El Descanso – Paute.

2279

El reconocimiento de valores inesxistentes en el contrato inicial, traslado de materiales del cerro Tamuga a otro sitio sin autorización, atrasos en la obra, problemas en el cobro de multas y falta de informes son los resultados que arroja un examen especial de la Contraloría en el Azuay.

Estas observaciones son parte del informe sobre el contrato de mantenimiento y mejoramiento de la vía Descanso – Lumagpamba – Paute – Chicti y Lumagpamba – Gualaceo – Sigsig, efectuado entre el 13 de mayo de 2013 y el 31 de julio de 2019.

El informe fue aprobado en junio de este año, pero por complicaciones a causa de la pandemia se hizo público la anterior semana, con el carácter de definitivo.

De acuerdo con el informe, el consorcio abandonó la obra ya en el 2016, pero no fue sino hasta mayo del 2019 cuando el Ministerio de Transporte y Obras Públicas inició el proceso para cambiar de contratista.

Esto provocó un retraso en las obras de mantenimiento y mejoramiento de la vía que una a Cuenca con los cantones orientales, de alrededor de 1.400 días.

La contratista indicó a la Contraloría que el contrato era poco claro en cuanto a la aplicación de multas, que sumaron 891.000 dólares en las primeras planillas de cobro. Esto “generó una iliquidez temprana” que derivó en los retrasos.

En otro punto, el informe indica que se suscribió un contrato complementario para el transporte de arena y mezcla, aun cuando ese valor ya estaba incluído en el contrato inicial.

Este nuevo gasto generó un incremento de valor del contrato en 209.000 dólares, lo que según la Contraloría “no estaba justificado”.

La empresa aduce que este rubro corresponde al mejoramiento de la calidad de la mezcla, una exigencia del MTOP que requería un costo adicional.

La Contraloría informa también que la contratista trasladó fuera del proyecto el material del cerro Tamuga, que fue entregado por el Comité de Cogestión y Senagua para la obra.

Un reporte del personal técnico del MTOP informó que el material estaba acumulándose en las instalaciones de la contratista en Guazhalán y luego era trasladado a un campamento en Capulispamba.

Según dicho informe la contratista trasladaba el material en 4 volquetas que hacían unos 20 viajes por día, sin que el MTOP tome acciones para frenar este tipo de acciones. (JMM) (I)