Carapaz se pone el maillot rojo: «Todavía queda mucha vuelta y habrá que defenderlo»

628
El ciclista ecuatoriano del Ineos Richard Carapaz (i) es saludado por el español del Movistar Marc Soler (2i) tras la sexta etapa de la Vuelta Ciclista a España 2020 . EFE

El nuevo líder de la Vuelta a España 2020, el ecuatoriano Richard Carapaz (Ineos), dijo al final de la etapa en la que se vistió con la camiseta roja que este domingo, «bajando» el Puerto de Cotefablo, le ha «pegado algún sustitllo a más de alguno» de sus rivales por el triunfo final.

«He hablado con Andrey, no manejamos bien en el agua y la intención era bajar un poco rápido y ver como se presentaba de cara al final. La verdad es que le hemos dado algún sustillo a más de uno bajando y eso ha hecho animar también a Movistar a que se ponga de cara al final», desveló el de Tulcán sobre de los momentos decisivos de la carrera.

«Conocía como era la etapa, al final he dejado hacer a gente que estaba interesada y luego ha habido muchos ataque de otros corredores. Yo había calculado más o menos mi distancia y me he movido en el momento justo«, añadió.

Una vez puesto el maillot rojo, Carapaz se mostró partidario de «defenderlo». «Todavía queda mucha vuelta y habrá que defenderlo, es un lujo poder defender un gran maillot», dijo.

Para Carapaz, su liderato es «una alegría muy grande» y una «recompensa» para el trabajo del Ineos».

«Lo primero, una alegría muy grande. Hemos venido trabajando muy bien y sobre todo en la última semana hemos tenido muy buen desempeño. Hoy lo hemos intentado, nos ha salido muy bien y creo que es un premio y una recompensa para el equipo«, destacó.

Carapaz es compañero de equipo del británico Taoi Geoguegan Hart, quien este domingo le relevó como ganador del Giro de Italia conseguido por el ecuatoriano en 2019. EFE