La Policía movilizó a todo su personal para las protestas de esta tarde

5174
El edificio de la Gobernación del Azuay amaneció con vallas y resguardo de la Policía. El Mercurio

Para la jornada de protestas de este jueves 22 de octubre, la Policía Nacional movilizó a nivel nacional, desde el pasado lunes, al 100% de su personal operativo, es decir 47.013 uniformados que se desplegaron por las 17 provincias en las que ahora se realizarán 17 marchas, 3 plantones y 6 posibles cierres de vías y caravanas, así lo informó Pablo Rodríguez, director General de Seguridad Ciudadana y Orden Público.

“A nivel nacional todo el personal policial, desde el domingo, se le dispuso la concentración masiva, para ser usado por fases, garantizamos las operaciones en el territorio respetando los derechos y las libertades de las personas”, dijo Rodríguez.

Según el uniformado, la Policía se ha preparado para un “escenario bastante complicado”. Ellos prevén actos de violencia por parte de los manifestantes, además de protestas de varios días, como ocurrió en octubre del 2019, aunque confían en que esto no se repita.

Para evitar que las protestas se salgan de sus manos, la Policía ha diseñado un plan que consiste en cuatro fases para retardar, contener, conducir y responder ante cualquier infracción del orden público.

“La policía no reprime, es una institución calificada, técnica, especializada, que se forma para responder ante cualquier alteración del orden público, las marchas, sean pacíficas o violentas, siempre van a tener la protección de la institución policial como tal”, dijo el comandante.

Por su parte Fausto Salinas, jefe del Dispositivo de Seguridad, afirmó que en todas las ciudades habrá personal operativo y personal de apoyo, este último solo actuará en caso de que la violencia escale a niveles incontrolables. Ninguno de los uniformados estará armado con armas letales.

Además, según Salinas, los uniformados se concentrarán de forma especial en Quito, donde se espera que participen 1.200 personas, de los 5.600 manifestantes que se esperan a nivel nacional. Para Pichicha se ha destinado un contingente de 9.000 policías y solo para la capital se destinarán 2.500 uniformados.

En todas las ciudades habrá una especial protección a iglesias, monumentos, plazas y edificios públicos, en donde desde ayer en la noche se encuentran policías custodiando las instalaciones. (I)