OPS teme los rumores y las teorías de conspiración en respuesta a la pandemia

1959
La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió sobre el efecto que la desinformación, en especial los rumores y las teorías de la conspiración, pueden tener sobre el proceso de vacunación y respuesta en general a la pandemia del coronavirus en América.

En una conferencia de prensa, la directora de la OPS, Carissa Etienne, se refirió a la «amenaza» de la desinformación y anticipó que la organización que lidera sólo apoyará la distribución de una vacuna que haya demostrado ser «segura y eficaz» en los ensayos clínicos.

«La desinformación es una grave amenaza para la salud de nuestra región. Los rumores insidiosos y las teorías de conspiración pueden interrumpir los esfuerzos de vacunación y poner en peligro nuestra respuesta a la covid-19, costando vidas», señaló Etienne.

En ese contexto, consideró «vital» que las personas reciban » información clara, concisa y con base científica sobre una futura vacuna contra la covid-19″ e indicó que la OPS está trabajando con los países de la región para ayudar a garantizarlo.

«La forma en que comuniquemos sobre las vacunas de la covid-19 fortalecerá o quebrará nuestra capacidad para controlar la pandemia», admitió la experta, quien subrayó la «atención sin precedentes» que ha despertado el desarrollo de una futura vacuna.

«La OPS -aclaró- sólo apoyará la distribución de una vacuna que haya demostrado ser segura y eficaz en los ensayos clínicos revisados ??por las autoridades reguladoras nacionales y recomendada por la Organización Mundial de la Salud».

LA PANDEMIA NO HA QUEDADO ATRÁS

Etienne apuntó igualmente que la pandemia no ha quedado atrás, al indicar que cerca de 100.000 personas dan positivo cada día a las pruebas de la covid-19 en la región.

En el continente americano, según la directora de la OPS, se han contabilizado 18,8 millones de casos y más de 608.000 muertes.

La funcionaria mencionó entre las «tendencias importantes» en la región el aumento constante de contagios que se sigue viendo en Estados Unidos, donde los casos han aumentado en casi todo los estados, especialmente en los del Medio Oeste y en las Montañas Rocosas.

Canadá, por su parte, afronta una «segunda ola» del virus.

La portavoz de la OPS destacó una estabilización de los contagios en Centroamérica -con excepción de Costa Rica y Belice-, y señaló que la mayoría de los países del Caribe angloparlante está registrando casos positivos relacionados con viajes internacionales no esenciales.

«Estos resurgimientos subrayan que el combate de esta pandemia no es un esfuerzo de una sola vez, requiere una respuesta continúa», apuntó Etienne.

«La pandemia no ha terminado -puntualizó- y la amenaza de nuevos casos sigue activa en todas partes, por eso los países deben seguir controlando el virus, mientras esperamos la llegada de una vacuna segura y eficaz».