Falta de recursos impide culminación de proyectos

La antigua Plaza de Toros, el antiguo edificio del SRI y algunos espacios del ex CREA permanecen en el abandono.

2210
Algunos espacios del ex CREA están abandonadas y se destruyen con el pasar de los años. XCA

Grandes infraestructuras, que en algún momento fueron de mucha utilidad para el servicio público y para la atracción turística en Cuenca, están abandonadas. Se destruyen conforme avanzan los días a causa del desuso.

En pleno Centro Histórico, por ejemplo, está una edificación que pertenecía al Servicio de Rentas Internas. Hace algunos años fue donada a la Universidad de Cuenca. Dicha construcción se ubica en la calle Simón Bolívar, entre Hermano Miguel y Mariano Cueva.

De acuerdo a la planificación, en ese lugar estaba previsto la implementar el hotel Escuela para la Facultad de Ciencias de la Hospitalidad. Contemplaba la readecuación del edificio y la construcción de un nuevo bloque en la parte posterior del predio.

En una primera fase, que culminó en febrero de 2016, se ejecutó un reforzamiento de la estructura existente y se construyó la estructura de hormigón armado para el nuevo bloque. En este proceso se invirtió $79.955,65 dólares, según indica el documento de fiscalización de la obra.

De momento, la segunda fase de la obra está suspendida, puesto que se ha replanteado el diseño, explicó Pablo Vanegas, rector de la Universidad de Cuenca, quien añadió que otro impedimento para continuar con los trabajos ha sido la falta de asignación de recursos por parte del Gobierno Nacional.

Los cambios de diseño están finalizados y tienen una aprobación por parte del Municipio. Teníamos planeado reiniciar la construcción este año; sin embargo, el Gobierno no nos ha transferido ningún recurso para inversión. Ni siquiera podemos usar nuestros propios recursos como es la devolución del IVA, por ejemplo”, sostuvo.

Vanegas manifestó que para terminar este proyecto se necesita alrededor de tres millones de dólares. El espacio se convertirá en una residencia estudiantil. Por lo pronto, en la edificación se han colocado protecciones para que no se sea un lugar de uso público ni ocasione problemas a los vecinos.

Plaza de Toros

Otra infraestructura que hasta el 2005 fue una de las más reconocidas, es la Plaza de Toros Santa Ana, un lugar con capacidad para 10.000 personas.

Ese espacio, que servía para espectáculos taurinos, rodeos, conciertos y otras actividades artísticas y deportivas, perdió su popularidad desde que el Concejo Cantonal de ese entonces, declarara una ordenanza de Protección a los Animales Silvestres y Domésticos, y prohibiera la corrida de toros.

Con el pasar de los años, la Plaza de Toros pasó a pertenecer a la Secretaría Técnica Planifica Ecuador (ex Senplades). sin embargo, ahora está bajo jurisdicción de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), entidad que espera más adelante implementar un instituto que esté al servicio de Cuenca, según se conoció de manera extraoficial. Sin embargo, aún no se ha concretado un proyecto como tal.

La crisis social y económica que atraviesa el país, que se ha agravado con motivo de la pandemia, sería la razón por la que no se pueden ejecutar proyectos en dicho espacio.

Sin embargo, a decir del sociólogo Marco Salamea, si en algún momento se replanteara esa posibilidad, lo recomendable sería que la Plaza de Toros se adecuara para la realización de actividades culturales, cívicas o para espectáculos públicos masivos, que reactiven el turismo y la economía en esta ciudad.

La Plaza de Toros, por sus características, no tendría un uso muy relacionado para el tema académico. Debería destinarse a otra institución pública o a su vez, hacer un convenio con la institución privada para que pueda ser usada como un espacio para espectáculos públicos masivos”, indicó Salamea.

Por el momento, la edificación es utilizada ocasionalmente por agroproductores, dado que se han firmado algunos convenios. No obstante, la infraestructura permanece en condiciones deplorables. Este medio buscó dialogar con representantes de la Senescyt en la zona 6 sobre este tema, pero la entrevista fue denegada.

Asimismo, otros espacios que abarcaba el ex Centro de Reconversión Económica de Azuay (CREA) fueron entregados mediante convenio a la Secretaría Técnica de Gestión Inmobiliaria del Sector Público hace unas semanas y todavía no se ha concretado un proyecto en específico para dichos predios, según informó dicha dependencia.

Al igual que la Plaza de Toros, esas edificaciones han sufrido el paso del tiempo y las inclemencias del clima. En este caso, la sugerencia de Marco Salamea es que en dichos lugares puedan concretarse construcciones de interés social como minidepartamentos, destinados a personas que carecen de un lugar donde vivir.

Lastimosamente, si eso no se da, hay un dispendio o un mal uso de aquellos lugares, lo cual significa la consecuencia social para aquellos que requiriendo el uso de esas viviendas, no están siendo hoy usadas”, manifestó Salamea. (LCH)- (I)