Los artesanos de Azuay buscan opciones para reemplazar las ferias de noviembre

Sector turístico exhorta a que se organicen encuentros llamativos

6639
En el Cemuart existe una gran cantidad de artesanos que exponen variedad de artículos como Luis Matute. XCA

Los artesanos de Cuenca están conscientes de que no podrán instalar ferias en las fiestas de noviembre debido a la pandemia.

“Se prohíbe la realización de todo tipo de espectáculo público masivo o eventos de concentración masiva”.  “Se prohíbe cualquier actividad de concentración de personas en la vía pública y espacios públicos”.

Estos son los artículos a y b, respectivamente, de la vigente “Ordenanza que regula las medidas temporales de prevención, contención, mitigación y control dentro del cantón Cuenca para la emergencia sanitaria del Covid-19”.

Entonces, actividades como ferias no son factibles este 2020, esta norma es explícita; la feria es considerada un evento, puntualiza Felipe Manosalvas, director de Áreas Históricas del Municipio de Cuenca.

En un año normal (sin pandemia), el ente municipal solía planificar las ferias por las fiestas de Cuenca, desde agosto aproximadamente.

Alternativa virtual

Si bien, no habrá ferias, existe un lugar en donde sí se podrán observar y comprar artesanías durante las fiestas de Cuenca: el centro municipal artesanal CEMUART, en la General Torres, que atenderá de 09:00 a 18:00.

Como es un evento interno, y no ocupa un espacio público, sí está permitido, al igual que las actividades con medidas de bioseguridad que organice el CIDAP, aclara Felipe Manosalvas.

Oswaldo Pintado, artesano, representante del CEMUART, solicita a la gerencia de la Empresa Pública Municipal de Desarrollo Económico (EDEC EP) que les apoye con una propaganda fuerte que anticipe que el Centro sí abrirá en las fiestas.

No solo se enfocan al turismo ecuatoriano, sino al extranjero.  “Los artesanos somos los más afectados en esta época de pandemia, entonces queremos reactivar poco a poco nuestro centro artesanal”, aspira el dirigente.

De los 83 puestos, tres han sido desocupados debido a la pandemia.

Afirma que mantendrán las medidas de bioseguridad.  Presentarán un gran surtido en: joyas, cuero, cerámica, madera decorada y tallada, bordados, tejidos, etcétera.

Piedad Soto, presidenta de la Federación de Artesanos Profesionales del Azuay, también está consciente que la prohibición de ferias es para precautelar la salud de todos.

Como gremio tampoco harán una feria interna y, para apoyar al artesano, informa que han creado una plataforma online a fin de que todos promocionen ahí su producción, lo que será difundido a nivel mundial incluso. Es la plataforma pideuna.com.ec

El beneficio no solo será para el artesano que, sin intermediarios, podrá ofrecer directamente sus productos, sino para el potencial consumidor que podrá adquirirlos a precios razonables.

Trabajarán con Glovo, Laarcourier y Servientrega, y cualquier delivery en cada ciudad; y, aceptarán pagos en efectivo o en línea y aplicarán planes de crédito en tarjetas.

Piedad Soto es optimista, piensa que sí les irá bien, aunque sabe que no será como una feria física.  En el reciente confinamiento, varios artesanos trabajaron vía WhatsApp, sobre todo con venta de mascarillas y afines, y sí han tenido resultados, dice.

La concejal Paola Flores, de la Comisión de Inclusión Social, señala que este feriado es importante para los artesanos y emprendedores en general, pues requieren reactivar sus economías.

Turismo

Patricio Miller, presidente de la Cámara de Turismo del Azuay, está de acuerdo con la actual disposición municipal debido a la pandemia.

“Tienen razón.  Nuevamente en países europeos están regresando al confinamiento, nosotros no quisiéramos regresar a eso porque ahí sí se acabaría completamente a la empresa privada, sobre todo al sector turístico que recién con este feriado de octubre comenzó a moverse”, alerta.

Solicita a la población actuar con mucha cautela y precaución para evitar contagios

Aunque el gremio turístico comparte con esta resolución, Miller exhorta a que “se hagan actividades que atraigan al turismo nacional e internacional hacia la ciudad para celebrar sus 200 años de independencia”.

Se refiere a eventos de gran alcance como el vuelo programado para los primeros días de noviembre por Juan Rodríguez, de Guayaquil a Cuenca, en un Fisher Flying Classic (modelo de fabricación artesanal) parecido al avión que Elia Liut voló hace 100 años.

Es que Miller recuerda que este es el feriado más largo del calendario de feriados nacionales, por lo que “tiene que haber otros eventos llamativos”.

Están con mucha expectativa, piden que se active otro tipo del sector turístico como son los bares, pues de la reactivación del sector turístico dependen muchos otros, como el transporte. (I)