1 de cada 2 personas puede experimentar problemas de salud mental, durante las restricciones por la pandemia

2597
Foto: Gaceta

Octubre es el mes de la salud mental, una de las áreas más desatendidas, durante la pandemia del Covid-19, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De acuerdo con los resultados de una encuesta [1] que la OMS realizó a 134 países, solo el 7% de las naciones informó que, durante la crisis sanitaria, todos sus servicios de salud mental estaban habilitados, mientras que el 17% de los países aseguraron que han destinado fondos adicionales para realizar actividades que contribuyan con las necesidades de este campo.

Durante la pandemia por el Covid-19 han aumentado los niveles de inestabilidad emocional, según un estudio publicado en la revista científica The Lancet.

Se estima, según The Lancet, que un 50% de los encuestados presentaron problemas para conciliar el sueño y este porcentaje aumentaba, al menos un 70%, dentro de los encuestados con problemas económicos y personas con estrés incrementado, debido a su tipo de trabajo.

A la fecha no se tienen datos concretos de Centroamérica, el Caribe y Ecuador, sin embargo, las autoridades de salud en los distintos países han hecho llamados para que toda persona que sienta inestabilidad emocional pueda buscar apoyo oportuno. En algunos países, se han instaurado líneas de ayuda, para garantizar un soporte inmediato a las personas.

No obstante, de acuerdo con una encuesta digital realizada en marzo y abril del 2020 por un equipo integrado de las universidades San Francisco de Quito y Escuela Politécnica Nacional a 3.879 personas, mencionada indicó que el ánimo de las personas ha empeorado por el confinamiento, siendo las mujeres las más afectadas.

«Esto ha tenido impacto en su forma de sentir, su pensamiento sobre el futuro, las actividades diarias como: dormir, comer, interacción familiar, el trabajo; en general en la coordinación de las diligencias dentro y fuera de casa, entre otros», indicó el estudio.

“Hombres y mujeres, además, han incrementado sus niveles de ansiedad en los últimos meses. Quienes han presentado mayormente esta problemática, son quienes están entre los 18 y 36 años y pertenecen a grupo conocido como millennials; esto debido a que son quienes se encuentran más solitarios en esta pandemia”.

La firma IPSOS de Ecuador, por otro lado, reveló en una reciente encuesta, que los gastos en ayuda sicológica aparecen como prioridad, luego de superar la crisis.

A la pregunta: “Después de superar la crisis, ¿qué considera importante en su vida y la de su familia?: Los encuestados señalaron que la ayuda psicológica será necesaria en el 12% de 1.190 personas que participaron en dicha encuesta en Ecuador por la firma de investigación de mercados IPSOS, entre el 9 de abril de 2020 y el 24 de abril”, indica la noticia.

“La crisis de COVID-19 agudiza la aparición de las enfermedades de salud mental, debido a la forma cómo evoluciona el virus y los caso que se han recibido en los últimos meses, han reflejado comportamientos más serios que tienen que ser evaluados por psiquiatras, debido a la gravedad, señala la psicóloga española, Carmen Ariza.

A pesar de que los problemas de salud mental ya están afectando a la población, persiste un alto enfoque de atención por parte de los sistemas de salud, destinado a pacientes con COVID-19. Por ello, es importante que las autoridades sigan uniendo esfuerzos para que, todo aquél que tenga una afectación mental, ya sea por ser paciente diagnosticado o bien por que se acentúan los síntomas por la situación actual, acceda a tratamientos oportunos y evitar desenlaces fatales.

Teniendo en cuenta los retos en materia de salud mental y los prejuicios que existen alrededor de este tema, Sanofi lanzó la campaña “Rompe el estigma, #reconocetusemociones”, invitando a quienes estén experimentando inestabilidad emocional persistente, especialmente durante la pandemia y el aislamiento social, a consultar a un especialista inmediatamente.

Finalmente, la OMS hace recomendaciones en miras de frenar el brote de enfermedades de salud mental y recomiendan que, durante esta época, aún a la distancia, mantengamos el contacto con familiares y amigos. Mantener un estilo de vida saludable, que incluya una dieta adecuada, descansar y dormir bien, hacer ejercicio y evitar recurrir al tabaco o al alcohol.

Así también, nos invitan a buscar fuentes creíbles de noticias y limitar el nivel de preocupación. Nos recuerdan finalmente, que la Salud Mental es cosa de Todos.

  •  Salud mental, una de las áreas más desatendidas durante la pandemia. Según un reciente estudio publicado en la revista científica The Lancet, durante la cuarentena por el coronavirus, han aumentado los niveles de inestabilidad emocional.
  • De acuerdo con una encuesta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) realizada en 134 países, solo un 7% de las naciones reportó todos los servicios de salud mental estaban abiertos durante la pandemia del Covid-19. 
  • En Ecuador, según una encuesta de las universidades San Francisco de Quito y Politécnica Nacional, hombres y mujeres reconocen han subido sus niveles de ansiedad.
  • Otro estudio de la firma IPSOS reveló que las familias ecuatorianas reconocen que gastarán más dinero en salud mental que antes, tras superarse la etapa más grave de la pandemia.
  • Ante esta situación, y por el mes de la salud mental, se lanza la campaña “Rompe el estigma” y #reconocetusemociones”.

[1] Tomado de: Reuters (5 de octubre de 2020) https://lta.reuters.com/article/salud-coronavirus-oms-saludmental-idLTAKBN26Q22H