El 16 de octubre se celebra el Día Mundial de la Alimentación

3002

Este viernes 16 de octubre, se celebra el Día Mundial de la Alimentación 2020. Por ello, la Red de Cátedras Libres de Soberanía Alimentarias y Colectivos Afines (Red CALISAS)-Argentina; la Unión de Científicos comprometidos con la Sociedad y la Naturaleza de América Latina, (UCCSNAL); ReAct Latinoamérica y el Frente Nacional para la Salud de los Pueblos-Ecuador están organizando un foro virtual: “Cultivar, nutrir, preservar juntos”, que se realizará a las 15h00, a través de la página: https://facebook.com/react.latina.

La malnutrición afecta a todos los países del planeta, a uno de cada tres personas, pudiendo ser una de cada dos, si la tendencia continúa. Ochocientos millones de personas padecen hambre, y 1.9 billones tienen sobrepeso u obesidad. Los porcentajes de sobrepeso y obesidad suben aceleradamente, mientras el bajo peso disminuye lentamente. Miles de millones de personas carecen de los nutrientes que sus cuerpos necesitan, mientras 2 mil millones de personas presentan deficiencias de minerales y vitaminas, esenciales para el desarrollo humano.

En el 2017, una de cada cinco muertes en todo el mundo estaba asociadas con dietas poco saludables, donde las hamburguesas y los refrescos reemplazaron las dietas tradicionales, en tanto que el calentamiento del planeta afecta la variedad de cultivos.

La obesidad es una prioridad de salud pública, porque aumenta la mortalidad prematura, deteriora la calidad de vida de las personas que la padecen y está asociada a varios tipos de cáncer, diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares.

Su relación con el COVID-19

Recientemente, se ha abierto un debate científico sobre la obesidad en relación con la actual pandemia por COVID-19, ya que se han publicado los primeros estudios que sugieren, que las personas con obesidad tienen más riesgo de desarrollar una enfermedad más grave por Coronavirus. En concreto, los estudios muestran que la obesidad es un factor de riesgo para la hospitalización, el ingreso en UCI y consecuencias graves que lleven a la muerte, en caso de enfermedad por COVID-19

Un estudio de 4.103 pacientes con COVID-19 en Nueva York, asocia significativamente la obesidad con la necesidad de hospitalización y el estado crítico de los pacientes (cuidados intensivos, ventilación mecánica y/o muerte), independientemente de otras comorbilidades.

Además, los estudios sugieren que las personas jóvenes con obesidad son un grupo más vulnerable.

Inseguridad alimentaria

Según el informe del Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional 2018, en América Latina el 8,4 % de las mujeres viven en inseguridad alimentaria severa, en comparación con el 6,9 % de los hombres, mientras que las poblaciones indígenas sufren por lo general mayor inseguridad alimentaria que las no indígenas. En 10 países, el 20 % de los niños y niñas más pobres sufren tres veces más la desnutrición crónica que el 20 % más rico.

En Ecuador, 1 de cada 4 niños y niñas menores de 5 años sufre de desnutrición crónica. La situación es más grave para la niñez indígena: 1 de cada 2 niños la padece y 4 de cada 10 presentan anemia.

La obesidad y el sobrepeso afectan a seis de cada diez personas, en todas las provincias del Ecuador. Según el Programa Mundial de Alimentos (PMA en Ecuador) las tasas aumentan a ritmo acelerado, asociándose a la mala alimentación, el exceso de azúcares, grasas y la falta de actividad. Situación que podría estimarse se ha agravado aún más como consecuencia del confinamiento por la pandemia.