Pasan los años

Josefina Cordero Espinosa

412

OPINIÓN|

“En el camino de la vida, el partir es nacer,

el vivir es caminar, la venta es el mundo,

y en saliendo de ella, es una jornada sola y breve,

a la pena o a la gloria!”, Francisco de Quevedo y Villegas

Pasan los años acumulando los recuerdos, que al traerlos a la mente o mejor dicho al corazón, con la herencia de muchas vidas que nos legaron fe, amor y esperanza; pero hoy con escalofríos de miedo estamos al borde del abismo donde solo vemos caer las sombras con muertes y matanzas interminables donde la frase de Plauto “el hombre es el lobo del hombre” es una trágica verdad que permanece con odios como si el mundo se encontrara girando en el noveno círculo infernal, contra este sentir inhumano se revela la naturaleza y nos castiga con erupciones, terremotos y huracanes.

¿El clamor de las fuerzas de la tierra será escuchado por los hombres? Los fanatismos religiosos o políticos, las ambiciones egoístas de lucro o de poder; ¿algún día abrirán caminos a la paz? ¡Los que ya no estaremos, soñamos con un mundo mejor!

Las palabras no son más que la expresión de los pensamientos que se alojan en la mente y que por uno u otro motivo se las pronuncia en distintas ocasiones, unas veces de modo ordenado y con preparación, otras de forma espontánea, el rato menos pensado. Las palabras, igual que los pensamientos, contienen conceptos, ideas, afectos, que el hablante transmite en mensajes. (O)