Jacobito

442

OPINIÓN |

Afirmamos que no es fácil hablar de la familia Bucaram, sin embargo, debemos referirnos a la expulsión que realizara nuestro hermano país de Colombia, a Jacobo Bucaram Pulley, con una acción ejemplar hacia los otros países que albergan a los delincuentes ecuatorianos. Si así llueve que no escampe; ojalá y, llegado a estas tierras, la justicia haga su trabajo puesto que la mafia es poderosa. Definitivamente, las acciones pre-electorales están intentando convencer al pueblo y borrar todos los años en los que la ley brilló por su ausencia; así, y de una vez por todas, tenemos que reconocer que estas pequeñas intentonas son un aliciente para comenzar el juego de espejos previo a todo aquello que se quiere conseguir. Jacobito ha llegado, ¡pero faltan tantos! la lista de ladrones es interminable y los más peligrosos son intocables. Residen aquí, se pasean frente a nuestra cara y fungen de grandes líderes. De esta manera, mi amigo lector, debemos afirmar que a pesar de ser peligroso hablar de estos criminales con poder es retador, puesto que, en primer lugar, están todos aquellos valores con los que usted y yo crecimos. Sin lugar a dudas, las agencias de los Estados Unidos cooperaron en la ubicación del heredero, pero, Colombia hizo su parte. Ahora, insistimos, en que Ecuador cumpla con la suya.