Serie Bicentenario: Los equipamientos que le faltan a Cuenca

1233
Ante la falta de espacios, las plazas de la ciudad han tenido que suplantar los sitios de desarrollo de entretenimiento. XCA

Cuando se remodeló el Parque de la Madre, y junto al planetario de la ciudad se dejó un espacio amplio para la realización de eventos, incontables veces se dijo que por fin Cuenca tenía un lugar para albergar a cientos de personas.

Desde conciertos hasta ferias se llevaron a cabo en esa especie de plaza. Y de pronto, un día se estableció que no había cómo hacer eso, porque el espacio no había sido construido para que miles de gentes, al mismo tiempo, se parasen allí.

La alegría de tener lo que hasta ahora no se tiene se esfumó: un sitio destinando para el entretenimiento. En ello lo ha pensado el arquitecto Xavier Marín, un ex trabajador del Municipio de Cuenca que palpó la necesidad de nuevos espacios.

El parque de la Madre se convirtió en uno de los espacios más usados para el entretenimiento en los últimos años. XCA

“Nos hace falta espacio para los espectáculos. No necesitamos un centro de convenciones. Hemos tenido un déficit de cien años en espacios para conciertos, por ejemplo. Hemos utilizado las plazas, el coliseo, el estadio. Pero necesitamos un recinto ferial. Todos los años ha habido problemas con las ferias”, dijo Marín.

Aquella problemática, que menciona el arquitecto, se refleja anualmente, sobre todo en las fiestas de independencia y fundación. Es ya conocida la burocracia y la falta de espacios destinados para ciertas actividades.

Para Marín, además de los lugares para el entretenimiento, la ciudad debería pensar en el concepto de los mercados, que en ninguna administración municipal ha sabido darle un orden.

“Necesitamos un espacio de transferencia, en el que llegan los vehículos y cargan los productos para transportarlos a los mercados más pequeños. Los mercados itinerantes no deberían dejar de existir, pero se les debería dar infraestructura adecuada para cubrir la higiene”, dijo Marín.

Una ciudad verde

A mediados de agosto, el arquitecto cuencano Daniel Tello recibió la noticia del Banco Interamericano: la institución había seleccionado su proyecto para financiarlo. Con él se propuso a recuperar la calle y los espacios públicos de Cuenca.

Su idea, conformada con otros arquitectos de Quito y Medellín, se basó en la vida, producción y bienestar social. Y para él, esos conceptos deberían ser aplicados en la construcción de la infraestructura en la ciudad.

“Estamos atravesando los primeros indicios de las consecuencias de la crisis climática de la ciudad. Un ejemplo de ello son las precipitaciones que nos está dejando consecuencias en la ciudad. Tenemos zonas que ya se inundan”, explicó Tello.

El arquitecto cree que se debería pensar los espacios verdes no solo como un sitio para la recreación, sino que tenga un objetivo que ayude a mitigar el resultado del cambio climático.

Un ejemplo de ello aplicó Daniel en julio del año pasado, cuando el Municipio de Cuenca inauguró la pavimentación de la calle Portovelo. Allí había un canal de agua que fue tapado con cemento.

Tello, al ver la obra, la rediseñó pensando en lo que pudo ser: usando el canal como parte del paisaje de la ciudad.

Lo que podría haber sido, según Daniel Tello, si se utilizara los espacios naturales de la ciudad. Cortesía

“Con las dinámicas actuales no podemos que tapemos un canal de agua para meter carros, entonces la concepción tiene que cambiar. Como ciudadanos debemos comenzar a entender que el mundo cambió y que si seguimos haciendo lo mismo vamos a obtener los mismo resultados”, dijo Tello.

Vías

La vialidad es otro tema que se discute en Cuenca desde principios del siglo XX, y que, a pesar de los años, no hay mayor variación: las vías que conectan la ciudad con las otras provincias dan noticias a diario. Ya es un cliché decir que en el norte del país es otro cantar.

Sin embargo, en los próximos dos años Cuenca podría tener una remodelada autopista y un nuevo acceso en el sur, el que actualmente ha colapsado por el número de vehículos que lo utilizan.

Diseño de la obra que se quiere construir en el acceso sur de Cuenca. Cortesía

A finales de agosto, la Universidad de Cuenca entregó al Ministerio de Transporte y Obras Públicas los estudios y diseños del nuevo acceso sur. Y en repetidas ocasiones, el ministerio ha dicho que sí se construirá la vía de cuatro carriles que iniciará en Cumbe. (AWM)-(I)