La investigación académica afectada por el recorte universitario

Investigadores temen que sus trabajos sean suspendidos con las decisiones del Gobierno.

355
Docentes e investigadores han salido a las calles para rechazar el recorte presupuestario en las universidades. AWM

Cuando se anunció el recorte presupuestario a las universidades públicas del Ecuador, en mayo, la Secretaría de Educación Superior, a través de su secretario, Agustín Albán, dijo que había que priorizar la investigación. Es decir, disminuir las horas que los profesores se dedicaban a investigar para que tengan más tiempo para dar clases.

Aquello generó el rechazo de docenas de investigadores, quienes aseguraron que se estaba afectando al trabajo investigativo, que en los últimos años ha dado ciertos resultados favorables en las instituciones superiores.

Hoy, cuatro meses después de los anuncios por parte de la Senescyt, los investigadores se mantienen mucho más firmes tras la resolución de la Corte Constitucional: declarar como válido el recorte presupuestario en las universidades públicas que realizó el Ministerio de Economía y Finanzas.

Para los docentes que están también relacionados con la investigación hay un panorama incierto, sobre todo porque no se sabe el nivel de las consecuencias que tendrán las decisiones del gobierno de Lenín Moreno en el campo investigativo.

“La investigación es una de las más afectadas por el recorte que han venido sufriendo las universidades públicas en los últimos años. Si cada vez recibimos menos presupuesto, y finalmente las universidades públicas solo recibimos dinero del Estado, la afección es ineludible”, opinó el docente e investigador Fernando Estévez, de la Universidad de Cuenca.

Para Estévez, si bien hubo un avance en las investigaciones del país en estos últimos diez en los que se ha intentado institucionalizar a la investigación, se necesitan políticas claras para que el Ecuador ofrezca un espacio de apoyo a los investigadores, quienes deben buscar ayuda económica en el extranjero para cumplir con su rol.

Recorte prolongado

Además de la infraestructura y el talento humano, los administrativos de la Universidad de Cuenca temen por las investigaciones que realizan los docentes. Por lo menos hasta finales de este año, los trabajos de investigación continuarán, según el rector de la institución, Pablo Vanegas.

“Hemos hecho todos los esfuerzos este año para mantener la investigación, pero se coloca a la universidad pública en una situación de indefensión terrible porque no podemos cumplir con nuestras obligaciones. Se coloca en indefensión a los profesores universitarios porque se coloca en riesgo su estabilidad”, dijo Vanegas.

Sin embargo, la incertidumbre de lo que vendrá en el 2021 está presente, porque las universidades públicas mantendrán el mismo presupuesto ejecutado del 2020 en el próximo año. Es decir, el recorte se prolongará. (AWM)-(I)