El clásico cuencano femenino peligra por la falta de liquidez del Deportivo Cuenca

1218
Jugadoras del equipo femenino del Deportivo Cuenca durante un partido del año anterior. Archivo El Mercurio

Por Bolívar Sinchi-Redacción Deportes

Horas después de que el primer plantel masculino del Deportivo Cuenca anunciara el apoyo externo de un empresario (Edwin Astudillo, de Chubb Seguros) para cubrir dos meses de sueldo con el compromiso de que el nuevo directorio cumpla sus ofrecimientos y reembolse dicha ayuda, las Leonas emitieron un comunicado donde reclaman haberes atrasados y una mejor atención.

Comunicado emitido por las jugadoras del Deportivo Cuenca.

“Solicitamos se nos de una solución hasta hoy a las 17:00 caso contrario nuestra decisión de paralizarnos continuará hasta una respuesta de parte de la directiva”, se resalta en la misiva.

Las Leonas se quedaron sin su representante tras la renuncia de Mauricio Vintimilla, de la Comisión de Fútbol Femenino. Subsisten del apoyo de padres de familia y de las gestiones que realiza, en la medida de sus posibilidades, el cuerpo técnico, sobre todo para que no les falte alimento a las 11 jugadoras -de otras provincias- que están hospedadas en un departamento alquilado por el Club.

Para los entrenamientos no cuentan con lo necesario e incluso para hidratarse tienen que acudir a un grifo de agua. Hasta el jueves 17 de septiembre entrenaron con normalidad en la cancha de Cazhapata.

Después de ganar a Liga Juvenil de Macas (2-1), todas estaban mentalizadas en conseguir un resultado positivo frente a Carneras UPS FC, este domingo desde las 12:00, por la segunda fecha de la Zona 1 de la Superliga Femenina, pero hay la posibilidad que ni se juegue el partido, no solo por sus reclamos sino porque el Club está suspendido.

Deportivo Cuenca está en el grupo de clubes que hasta las 18:00 de este viernes 18 de septiembre tienen que saldar deudas pendientes ante la Federación Ecuatoriana de Fútbol, de lo contrario quedarán impedidos de jugar este fin de semana.

El presidente Claudio Peñaherrera anticipó que se reunirá con las Leonas para escuchar sus necesidades. Anticipó que hay el compromiso de un sponsor para apoyar al equipo femenino hasta el fin de temporada. Se comprometió a conversar con el mismo a fin de que el “apoyo económico llegue lo más pronto”.

Sobre la sanción que tiene el Club, Peñaherrera dijo que “están buscando la forma de resolverla”, que no pueden “garantizar el pago total” porque “recursos no tenemos”, pero que intentarán buscar la manera de “llegar a un acuerdo para levantar suspensión”.

El vicepresidente Fabrizzio Vásquez indicó que, pese a las críticas recibidas, “Dios sabe lo que hemos hecho para sacar esto adelante”. Ratificó que el club vive de cinco rubros y que ninguno está activo de momento: taquillas, abonos, publicidad, venta de jugadores y derechos de televisión que sólo han recibido hasta mayo. (D)