Empresa Ecoline presentará nueva producción

Este cuatrimestre es clave para fabricante de electrodomésticos

505
Trabajadores en la planta de cocinas en el Parque Industrial de Cuenca. XCA

Esta empresa, conocida como Fibroacero, exporta a varios países de Centroamérica


En este último cuatrimestre del año recuperar las ventas perdidas es el objetivo fundamental de la empresa Ecoline, conocida como Fibroacero, fabricante de electrodomésticos.

Entre las estrategias proyectan, para esta temporada, lanzar una línea renovada de cocinetas a gas de amplia gama, lo que estuvo previsto para mayo por el Día de las Madres, pero la pandemia lo impidió.

Además, otras novedades de su portafolio estarán presentes en la campaña de fin de año, informa Diego Malo, gerente.

Ecoline surgió con el nombre de Fibroacero en enero de 1978, inició con la producción de cocinetas a gas; en 1985 comenzó a fabricar cilindros de gas en asocio con la evasadora Duragas y otros inversionistas.  Llegó a una producción de 2.000 cilindros mes.

En 1986, de compañía limitada esta empresa familiar pasó a constituirse en Sociedad Anónima y su capital accionario se abrió al aporte de nuevos inversionistas nacionales y extranjeros.

Hasta mediados de los 90, la marca con la que se comercializaban las cocinetas y cocinas a gas era Duragas; en 1997 se cambió a la marca Ecogas hasta 2015; y desde ese año se puso como Ecoline.

Este último cambio ocurrió porque la industria estaba incursionando en productos del hogar y coincidió con el cambio de la matriz energética y “entramos con fuerza ese momento a las cocinas de inducción”, rememora Malo.

Hoy, cuando se cumplen cinco años como Ecoline, en su portafolio constan además de cocinetas  y cocinas, refrigeradoras, lavadoras y televisores, éstas no las, fábrica no las produce, las compra directo al fabricante, pero llega al Ecuador con la firma Ecoline).

No se han conformado solo con el mercado ecuatoriano, exportan cocinetas a gas a casi todos los países de centroamérica, incluso han llegado a ciertos países de África.

Personal dentro de la planta, en Cuenca. XCA

Paralización golpeó fuerte a esta industria con matriz en Cuenca, pero se reactiva con sus proyectos

El gerente confirma que la pandemia los golpeó fuerte “fue una paralización abrupta y total desde el 17 de marzo que se dio esto, entonces todo marzo y abril estuvimos completamente parados, con lo que eso conlleva porque tenemos una infraestructura grande y para aquel entonces 400 trabajadores…han sido épocas muy complicadas en donde hemos tenido que repensar muchos temas”.

La planta de cilindros empezó a trabajar desde finales de abril y en mayo la planta de cocinas, orientados principalmente a los mercados de exportación.

Iniciaron su reactivación con una fuerte inversión en todos los protocolos de bioseguridad para proteger a su equipo humano, no solo con alcohol, sino equipos, kits personales, túneles de ozonificación, capacitación permanente, readecuación en las plantas con varios lavabos, etcétera.

Desde mayo, Malo revela que registran una recuperación “bastante leve” que luego se vio reflejada con mejores niveles de venta en junio, julio y agosto.

Diego Malo, gerente de Ecoline, informa las inversiones realizadas. XCA

Este momento están con 355 trabajadores, entre personal de planta en cocinas, cilindros, congeladores y áreas administrativa y de ventas que están en Cuenca y con oficinas y bodegas regionales en Quito, Guayaquil y Machala.

En Cuenca tienen tres plantas industriales, de cocinas y cilindros en el Parque Industrial, y su centro logístico y planta de congeladores cercano a Llacao. (I)