“La Churonita” bendice desde el cielo

La sagrada imagen vistió de “Chola cuencana” para sobrevolar cantones de Azuay y Cañar.

630
Monseñor Marcos Pérez, obispo de Cuenca, junto a la imagen de la Virgen de El Cisne que lució un traje de “Chola cuencana”, en el sobrevuelo por algunos cantones de Azuay y Cañar. PSR

Con sus manos juntas en señal de oración y sus ojos un tanto llorosos. Así siguió Julia Durán el despegue del helicóptero del Ejército en cuyo interior se encontraba la sagrada imagen de la Virgen de El Cisne que, ayer, sobrevoló los cantones de Azuay y Cañar.

La mujer de 72 años de edad, del barrio El Vecino, tuvo la suerte de ingresar a la cancha de fútbol de la Tercera División de Ejército Tarqui para presenciar junto con las autoridades eclesiásticas, militares y prensa los primeros minutos de “La Churonita”, en Cuenca.

La Atenas del Ecuador lució diferente. Mientras se efectuaba la ceremonia en el destacamento militar presidida por los obispos Marcos Pérez, de Cuenca, y Oswaldo Vintimilla, de Azogues, los feligreses esperaban con ansias en las calles el sobrevuelo de la patrona de Loja que vistió de “Chola cuencana” para dar su bendición.

Autoridades eclesiásticas y militares recibieron a la imagen de “La Churonita”, en las instalaciones de la Tercera División del Ejército Tarqui.

Desde las 08:00, cuando la mayoría de los negocios abren, se evidenció el cariño y devoción a la Virgen. Muchos se desconectaron por unos segundos de los difíciles momentos de la crisis sanitaria del COVID-19 para arreglar puertas, ventanas y balcones.

Los locales de artículos de cumpleaños de la calle Tarqui, entre Presidente Córdova y Mariscal Sucre, tomaron parte de los globos blancos y celestes que ofertan a sus clientes para adornar altares improvisados en los que reposaron réplicas de la Virgen de El Cisne.

En las calles de Cuenca se colocaron globos de colores blancos y celestes para honrar a la patrona de Loja.

En uno de los negocios, Martha Tepán -con una pequeña imagen de “La Churonita”- no pudo contener sus lágrimas. Ella, desde que conoció que la Virgen visitaría la ciudad- esperaba el momento para encomendar el alma de su madre “Celia”, quien falleció hace 15 días con síntomas del virus.

Mercados


Los mercados de Cuenca no se quedaron sin rendir honores a la Reina de El Cisne. En el mercado 9 de Octubre y en el 27 de Febrero dejaron de vender por unos instantes para mirar el paso del helicóptero.

En la sección de cárnicos del mercado 9 de Octubre decoraron un altar, donde sobresalió un cuadro de la Virgen rodeado de flores de diferentes colores. Hubo compradores que oraron por unos segundos.

En el mercado 9 de Octubre se implementó un altar para venerar a la Reina de El Cisne.

En cambio, en los exteriores del mercado 27 de Febrero se colocó sobre una mesa una réplica de “La Churonita” de un metro de altura aproximadamente y vestida con un ajuar de colores blanco y morado. La imagen normalmente pasa en el interior del mercado, pero en esta ocasión la sacaron en procesión hacia los patios.

Comerciantes del mercado 27 de Febrero efectuaron una procesión con una réplica de la Virgen.

Los comerciantes lanzaron al cielo alrededor de 90 globos blancos cuando la imagen de la Virgen sobrevoló este centro de abastos. Muchos lloraron pidiéndole que pare la pandemia que deja desconsuelo entre los hogares azuayos y del orbe entero.

Los médicos, enfermeras y profesionales de la salud de los hospitales “Vicente Corral Mocoso” y “José Carrasco Arteaga” -que combaten diariamente al virus- también elevaron sus plegarias al cielo pidiendo a la Virgen las fuerzas necesarias para seguir adelante atendiendo a quienes tuvieron la mala fortuna de contraer el COVID-19, y hoy se debaten entre la vida y la muerte.

Asimismo, los habitantes de Azogues, Paute, Gualaceo y Chordeleg tuvieron la fortuna de contar por unos breves minutos con la imagen de la Virgen surcando sus cielos.

En El Cisne no se pudo dar la romería de agosto, pero queda la grata visita aérea que quedará grabada en las mentes y corazones de los devotos azuayos y cañarenses. (BPR)-(I)

DETALLE

– La imagen de la Virgen de El Cisne sobrevoló por más de dos horas las provincias de Azuay y Cañar. Monseñor Marcos Pérez acompañó a la imagen en el helicóptero  del Ejército.

– La Arquidiócesis de Cuenca gestionó ante su par de Loja el sobrevuelo de la imagen de “La Churonita” ante la suspensión de la tradicional romería debido a la emergencia sanitaria del COVID-19.