Estudiantes preparan movilizaciones por decisión de la Corte Constitucional

1159
En mayo, los estudiantes ya salieron a las calles a protestar por el recorte aplicado por el Ministerio de Finanzas. AWM

Como un baldazo de agua fría en la espalda fue recibida la decisión de la Corte Constitucional: declarar como válida la acción que tomó el Ministerio de Finanzas y Economía a principios de la emergencia sanitaria en Ecuador para reducir el presupuesto de las universidades y escuelas politécnicas públicas.

Hace cinco meses, esa cartera de Estado dispuso la reestructuración del presupuesto de los centros superiores en 98, 2 millones de dólares. Aquello, según los argumentos del Gobierno, se debió a que preveía que el ingreso de la recaudación tributaria disminuiría por la pandemia.

El presupuesto que reciben anualmente las instituciones públicas superiores, que son parte del Fondo Permanente de Desarrollo Universitario y Politécnico (Fopedeupo), depende de lo que recaude el Estado por la tributación del país.

Ante ello, se optó por reducir los ingresos a las universidades. Esto provocó el rechazo, tanto de las autoridades de las instituciones, que en abril y mayo salieron a las calles a protestar.

Además, por lo menos media docena de denuncias se realizaron a la Corte Constitucional, en donde se alegó que la decisión del Ministerio de Finanzas era inconstitucional.

En un principio, tras realizar las primeras revisiones, la Corte difundió un comunicado el 13 de mayo, en el que dispuso a las autoridades del Ministerio de Finanzas que se abstenga de realizar modificaciones presupuestarias.

Desde entonces, los jueces constitucionalistas recibieron las comparecencias de docentes, estudiantes, abogados y representantes del Ministerio de Finanzas para dar su veredicto.

Argumento

La noche del nueve de septiembre se hizo pública la decisión de la Corte Constitucional, cuyos integrantes dictaron sentencia el 31 de agosto. La Corte, a través del documento de la sentencia, explicó que el Ministerio de Finanzas sí tiene la atribución legal para modificar el presupuesto siempre y cuando haya una proyección, que sí hizo esa cartera de Estado.

Lo explicado por el ministerio fue corroborado por la Corte. De acuerdo a un informe del Servicio de Rentas Internas (SRI), se ven variaciones en las recaudaciones del impuesto a la renta y en el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Según los datos, por ejemplo, en comparación entre los años 2020 y 2019, del impuesto a la renta, hay una variación de -16,1%, mientras que, en el IVA, hay una variación del -21,5%.

“Con respecto a la pretensión predominante de las demandas acumuladas en esta causa… para gastos permanentes en educación superior es materialmente irrealizable, dado que la recaudación tributaria inicialmente proyectada no se cumplirá por las apremiantes circunstancias económicas que son de conocimiento público”, justificó la Corte.

Reacciones

Con el anuncio de la Corte Constitucional, una de las primeras instituciones superiores en reaccionar fue la Universidad de Cuenca, a través de su rector Pablo Vanegas. El rector convocó a una reunión de Consejo Universitario que se llevó a cabo la tarde de ayer para tratar la decisión.

“Es preocupante la resolución de la Corte Constitucional porque recalca una y otra vez la potestad que tiene el Ministerio de Finanzas para poder emitir políticas en la parte financiera y fiscal. Lo que preocupa es que no reconocen los artículos de la constitución del derecho a la educación”, explicó Vanegas a diario El Mercurio.

Pero para el rector la preocupación se extiende más allá porque se había mantenido una reunión en el Consejo de Educación Superior con una integrante del Ministerio de Finanzas, quien indicó que el presupuesto de las universidades será prorrogado para el próximo año, con base al presupuesto del 2020.

Es decir, el presupuesto de las instituciones superiores no solo será reestructurado este año, sino también el próximo.

Afecciones

En el caso de la Universidad de Cuenca se han tomado las previsiones necesarias para contar con los salarios de los docentes hasta diciembre próximo, sin embargo, el recorte preocupa por el talento humano, según el rector.

Además, en donde las decisiones del Ministerio de Finanzas también se verán afectadas es en la infraestructura y obras de la institución cuencana porque además de la reestructuración del presupuesto, esa Cartera de Estado debe un poco más de ocho millones de dólares a la Universidad de Cuenca.

“Lo que nos preocupa es qué va a pasar con Balzay (campus) porque ya estamos teniendo complicaciones porque el dinero que pertenece al presupuesto del año anterior no se está transfiriendo”, dijo Vanegas.

Con las deudas encima y la reestructuración del presupuesto, el panorama del próximo año para la Universidad de Cuenca es incierto.

Pronunciamientos

Tras hacerse público el anuncio de la Corte Constitucional, las Federaciones Estudiantiles rechazaron la decisión. Por un lado, la Federación de Estudiantes de la Universidad de Cuenca, a través de su presidenta Belén Quintanilla, dijo que se realizarán movilizaciones.

Por su parte, la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador anunció que el próximo 16 de septiembre habrá una movilización nacional por parte de los universitarios.

Sus dirigentes aseguraron que reclamarán a la Corte y al Ministerio de Finanzas por las decisiones tomadas, a pesar de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos expresó su preocupación por el recorte. (I)