Ecuador supera los 7 000 muertos por COVID-19 y tienen 114 732 casos positivos

1277

Ecuador superó este viernes 11 de septiembre la barrera de los 7.000 muertos por coronavirus y la cifra de contagios aumentó en 1.526 en un día, para totalizar 114.732 casos positivos, según el último informe difundido por el Ministerio de Salud Pública.

La cifra de decesos llegó hoy a un total de 7.054, 83 más que el jueves, mientras que el rubro de «fallecidos probables» trepó a 3.782 casos, que se refiere a personas que han muerto con síntomas de la enfermedad, pero de los que no se tiene aún una confirmación médica.

Además, la estadística del Ministerio de Salud asegura que 91.242 personas contagiadas se han recuperado y que otras 10.836 han recibido el alta hospitalaria.

La estadística oficial recoge los casos desde el pasado 29 de febrero, cuando se registró el primer caso de contagio de COVID-19.

En cuanto a la situación en las 24 provincias del país, el informe precisa que la andina de Pichincha, cuya capital es Quito, es la que más contagios ha acumulado, con 26.550 casos positivos, seguido de la costera de Guayas, con 19.620.

Sin embargo, Guayas, cuya capital es Guayaquil, ha acumulado la mayor cantidad de fallecidos, con 1.695, y supera a la cifra de Pichincha, que tiene 1.218 decesos.

Bajo ellas, en el rubro de contagios, se observan a las provincias de Manabí (9.157), Azuay (6.939), El Oro (4.951), Loja (4.910) y Santo Domingo de los Tsáchilas (4.670).

Entre los municipios con mayor número de contagios figuran Quito (23.979), Guayaquil (13.391), Cuenca (5.622), Santo Domingo (3.909), Loja (3.902) y Ambato (3.011).

Ecuador aplicó desde el pasado 16 de marzo un Estado de excepción en todo el territorio nacional para afrontar la expansión de la pandemia del coronavirus en el país, que en los primeros meses incluyó un proceso de cuarentena y un estricto confinamiento masivo.

Este domingo, a la medianoche, dicho Estado de excepción, que ha sido prorrogado en varias oportunidades, llegará a su fin, aunque las autoridades nacionales y municipales han anunciado la aplicación de medidas de bioseguridad, para frenar el contagio.

El Gobierno, sobre todo, ha pedido «corresponsabilidad» a la población y el acatamiento de tres medidas básicas que son el lavado permanente de manos, el distanciamiento físico de al menos dos metros de distancia entre personas y el uso permanente de mascarillas. EFE