Un paso histórico

634

EDITORIAL|

El Concejo Municipal de Cuenca acaba de aprobar esta semana iniciar el trámite correspondiente para la Consulta Popular en el Cantón, en la que se planteará la defensa de las fuentes de agua. Con los votos del Alcalde, Vicealcalde y los concejales- excepción hecha de un edil- se tomó una decisión que puede calificarse como histórica y que recoge el pensar de amplios sectores ciudadanos que venían pidiendo una posición firme de la ciudad. En los mismos días, el Municipio se ha pronunciado en contra de implantar una Estación de Bomberos en la zona de El Cajas, deteniendo con eso un proceso que afectaba a la naturaleza y que jamás debió darse por parte de algunos directivos de la institución bomberil.

La Consulta Popular, que deberá pasar primero a consideración de la Corte Constitucional encargada de calificar su pertinencia legal, plantea cinco preguntas sobre la autorizar o no la minería metálica a gran escala en zonas de recarga hídrica de los cuatro ríos de Cuenca: Tomebamba, Yanuncay, Tarqui y Machángara, además del río Norcay, cuyas aguas bajan hacia el Pacífico. En algunas de esas zonas y sus alrededores, existen concesiones mineras que según han explicado quienes impulsan la Consulta, pondrían en serio peligro de contaminación a las fuentes de agua.

Quienes impulsan la Consulta han expresado que su posición no va en contra de la minería metálica en general, sino específicamente -en el caso de Cuenca -contra la que se da en zonas de donde viene el agua de la que vive el cantón.  Desde otros sectores se ha hecho notar que tan peligrosa o más que la minería a gran escala es la minería ilegal que contamina sin ningún control. Dos intentos de consultas anteriores han fracasado porque de acuerdo a la Corte Constitucional no cumplían los requisitos legales. Es de esperar que la ahora presentada reciba la aprobación del organismo de control constitucional.