La terapia de plasma logra salvar a 11 pacientes COVID

El Hospital del Río es el único centro que aplica este tipo de tratamiento de forma regular en Cuenca.

2949
Carlos Méndez y Edgar Becerra, técnicos a cargo de la terapia de plasma en el hospital de Río. XCA

El coronavirus había provocado que Julio Gonzales sea llevado a la sala de respiradores del Hospital del Río, los médicos probaron de todo pero no mostraba mejoría, la situación era crítica, pero a pesar de esto logró vencer a la muerte.

Gonzales, médico de profesión, recibió terapia de plasma y al igual que 11 pacientes más, se recupera favorablemente de un cuadro crítico de COVID.

El Hospital del Río es el único centro avalado en Cuenca para este tipo de terapias, y por ahora la recuperación de pacientes ha sido superior al 90 %, comenta Bayron Guillén, presidente del centro médico.

El especialista Edgar Becerra, quien está cargo del procedimiento, explica que la terapia se hace con el plasma que se encuentra en la sangre de pacientes que hayan pasado por el coronavirus sin mayores complicaciones.

Explica que estos pacientes generaron anticuerpos que se aíslan en su plasma hasta por 3 meses.

Al hacer una transfusión de su plasma a pacientes críticos, se traspasan los anticuerpos que logran vencer a la enfermedad y salvar vidas.

En el caso de Julio, él estaba entubado y sin mejoría, por lo que los médicos decidieron aplicarle la terapia de plasma.

A las 7 horas el virus empezó a retroceder, a las 12 horas pudieron retirarle el respirador, hoy, un mes después, “prácticamente he vuelto a mi vida normal” afirma.

Características

Becerra explica que no todas las personas que pasaron por el virus son aptos para donar plasma. De hecho, de 43 voluntarios solo 20 han podido cumplir con los requisitos.

Esto implica no tener enfermedades sanguíneas, presentar anticuerpos y probar que vencieron al COVID, mediante una prueba diagnóstica.

Tampoco todos los pacientes son aptos para recibir el plasma.

Se requiere que el donante tenga el mismo tipo de sangre y una valoración clínica que descarte posibles reacciones adversas a la transfusión.

El presidente del hospital explica que se ha invertido alrededor de 80.000 dólares para poder brindar el tratamiento, y esperan que el esfuerzo sea retribuido por la ciudadanía a través de donaciones de plasma.

“Animamos a todos los que puedan hacerlo a donar su plasma, la mejor retribución es salvar una vida” afirma Guillén. (JMM) (I)