Plagas  

Ana Abad R.

273

OPINIÓN|

Nunca como ahora se vuelve vital la reflexión ciudadana para enfrentar las próximas elecciones y evitar que plagas políticas como el clientelismo den la estocada final a un país al borde de la quiebra, sumido en una profunda crisis ética, con un Gobierno desbordado por todos sus frentes que agoniza, con un desacreditado CNE, con un caótico escenario político, económico y social será, sin duda, caldo de cultivo para discursos plagados de peligrosos mensajes mesiánicos que explotarán la alta vulnerabilidad de una sociedad en luto, empobrecida, violentada, con una brecha social que se amplía todos los días. El rechazo a la corrupción y a una justicia de rodillas, la entrega de la biodiversidad del país a las empresas mineras, la paulatina pérdida de empleo, el impresionante incremento de violencia, la institucionalidad, la crisis carcelaria y las actividades del narcotráfico en el país serán temas centrales sobre los cuáles deberemos exigir respuestas claras sobre cómo enfrentarán estas preocupantes situaciones. (O)