5 cantones concentran 578 casos en el Azuay

Autoridades endurecen medidas por irresponsabilidad ciudadana en emergencia sanitaria.

1876
En el Parque Central de Santa Isabel se congregan personas pese a la restricciones por la crisis sanitaria del COVID-19. Dicho cantón registra 69 infectados en los más de cinco meses de la crisis sanitaria. Cortesía

De los más de 4.000 contagios confirmados en Azuay, cinco cantones concentran 578 casos de COVID-19, en los cerca de cinco meses de la emergencia sanitaria. Según sus autoridades, han tenido “altas y bajas” en las cifras de contagios que han llevado –en algunos casos- a endurecer las medidas ante posibles rebrotes del virus.

Después de Cuenca -foco de infección en la provincia- con 3.363 casos confirmados (2.464 recuperados), Paute ocupa el segundo lugar de los contagios en los cantones con 174 casos (67 recuperados), le siguen Camilo Ponce Enríquez con 127 (106 recuperados), Gualaceo con 126 (45 recuperados), Santa Isabel con 82 (60 recuperados) y Sígsig con 69 (48 recuperados).

El resto de cantones (Chordeleg, El Pan, Nabón, Girón, Sevilla de Oro, Pucará, Guachapala, San Fernando y Oña) registran juntos 105 infectados (47 recuperados). Estas cifras, corresponden al último informe de la Coordinación Zonal 6 del Ministerio de Salud Pública (MSP).

Preocupación

Entre las autoridades cantonales existe preocupación por el avance de la enfermedad en la provincia, considerando que las unidades para pacientes COVID-19 de los hospitales cuencanos “Vicente Corral Moscoso” y “José Carrasco Arteaga”, del IESS -donde se derivan muchos de los casos críticos- trabajan al límite de su capacidad.

Por citar, la situación en Paute es “alarmante”, lo que justifica las estrictas medidas en semáforo “amarillo” adoptadas días atrás por el Comité de Operaciones y Emergencias (COE) Cantonal.

Se mantiene el toque de queda desde las 18:00 hasta las 05:00, la suspensión de la transportación pública de carácter intercantonal, interparroquial y urbana, además los horarios de atención son limitados en mercados, instituciones financieras y negocios incluso los fines de semana se prohíbe el comercio.

El COE Cantonal de Camilo Ponce Enríquez a través de la Municipalidad, realiza pruebas de COVID-19 en los diferentes sectores de la cabecera cantonal, parroquias y comunidades. Con esto, se trata de identificar posibles casos y armar los cercos epidemiológicos respectivos para evitar rebrotes considerables.

Baldor Bermeo, alcalde y presidente del COE Cantonal, ha visto necesario esta medida para garantizar la salud de los habitantes, de los cuales, muchos se dedican a actividades mineras que se ejecutan bajo estrictas normas. La Ponce mantiene el semáforo “amarillo”.

Gualaceo registra en este mes su primer rebrote de contagios de COVID-19. Así lo confirmó Gustavo Vera, alcalde y presidente del COE Cantonal, quien explicó que los ciudadanos, en especial los jóvenes no cumplen al ciento por ciento con las medidas de control y bioseguridad en semáforo “amarillo” convirtiéndose en trasmisores del virus hacia los grupos vulnerables, principalmente los adultos mayores.

Citó que implementan brigadas de control integradas por personal municipal y del MSP para identificar casos positivos y establecer los cercos epidemiológicos, se refuerzan los operativos de control en las zonas consideradas “rojas” por el número de contagios como: Bullcay, El Arenal, Estadio, entre otras; y se retomarán las labores de desinfección de calles y espacios públicos.

En Sígsig -también en semáforo “amarillo” de los 69 casos registrados, 15 corresponden al sector rural y el resto a la cabecera cantonal.

Su alcalde Pablo Uyaguari, presidente del COE Cantonal, comentó que a las 17:00 de ayer se reuniría el COE para analizar la situación actual del cantón, pero no descartó, que la reactivación de la transportación hacia Cuenca provoque incrementos de contagios.

Por el momento, la Municipalidad del cantón suspendió la atención presencial al público por detectar tres casos positivos entre sus empleados. (BPR)-(I)

Vigilancia en Santa Isabel  

La “aparente” reactivación de las actividades vacacionales en el valle de Yunguilla alertan a las autoridades locales. Muchas familias de Cuenca llegan a las quintas, especialmente los fines de semana.

Ernesto Guerrero, alcalde y presidente del COE Cantonal de Santa Isabel, cree que el incremento de los contagios en Cuenca se debe a la concentración masiva de personas en diferentes sectores de la provincia como, Yunguilla, lo que también pondría en riesgo a los habitantes del centro de Santa Isabel. Reiteró que mantienen el semáforo “amarillo” con controles permanentes y puntos de desinfección “estrictos” para el ingreso y salida de vehículos.

Recordó que en los primeros 100 días de la crisis sanitaria se registraron entre uno a tres contagios semanales de COVID-19 en el cantón -que con el cambio de semáforo y la reactivación progresiva del comercio- incrementaron en junio y disminuyeron hasta la fecha.