Rox apoya a Paola Pérez en su camino hacia Tokio

La cuencana integra el grupo de marchistas ecuatorianas que buscan la marca olímpica en los 20 km

825
Rox intenta jugar con Paola Pérez en el cierre de su entrenamiento en el parque de La Madre. Foto Xavier Caivinagua

Después de la medalla de bronce que logró en los Juegos Panamericanos de Lima, un 11 de agosto de 2019, la marchista Paola Pérez adoptó a Rox, una mezcla entre Pekinés y Shih Tzu. El nombre se debe a que “es fuerte como una roca, es como yo, es chiquito y demuestra fortaleza, corre bastantísimo”.

Este amigo peludo le acompaña a todo lado, incluso no se hace problema si le toca esperar en una jornada larga de entrenamiento. Le gusta el deporte, no se cansa de correr y disfruta mucho los paseos en la montaña.

Rox llegó para alegrar los días en los que Paola se sentía sola. Como cuando terminaba sus entrenamientos y su esposo salía al trabajo. “Los perros le dan ese plus de felicidad, cuando uno está triste ellos están allí, se siente esa energía, entonces es importante para nuestras vidas”.

Entrenamiento

Pérez no deja de entrenar con la supervisión del profesor Julio Chuqui a pesar que en el horizonte competitivo no hay nada certero.

“Estamos muy motivados, ahora recuperando mejor el nivel y vamos a seguir entrenando hasta que esto se solucione, tengamos eventos y podamos conseguir la marca” para ir a los Juegos Olímpicos de Tokio en verano de 2021.

“Hay un evento el 10 de octubre (en Podebrady, República Checa), pero no sabemos aún qué pasará, tenemos entendido que las embajadas están cerradas, la Ecuatoriana (de Atletismo) aún no está con los recursos necesarios para poder hacer viajes y bueno, conversé con el ingeniero Julio Idrovo y me dijo que ellos van a precautelar nuestra salud”.

 

Recursos

Manuel Bravo, presidente de la FEA, confirmó que aún no reciben los recursos correspondientes al 2020.

El remanente de 2019, de 70.000 dólares, lo están invirtiendo en proyectos que ya estaban establecidos antes de la pandemia como el viaje de los velocistas y de los marchistas Andrés Chocho y Glenda Morejón a Rio Maior, Portugal.

Paola aspira que en los próximos días tengan más claro el panorama y sobre todo si podrán o no viajar a territorio checo.

“Ellos nos estarán avisando en estos días cuáles serían las opciones y las decisiones que tomarían porque no les conviene que talvez vayamos, nos enfermemos y luego se nos complique la calificación a Tokio; hay países en los que nosotros no tenemos entrada, entonces hay que averiguar todo eso”. (BST)-(D)