Alternativa para mejor control en la zona de tolerancia

1114
Plan de ordenamiento establece delimitar un polígono para la zona de tolerancia. XCA

Al menos a corto plazo en la planificación territorial de Cuenca no se contempla la reubicación de la zona de tolerancia o conocida como barrio Cayambe, donde se concentran una decena de prostíbulos.

Estos locales están en este sitio desde hace unos 40 años cuando todavía no había viviendas familiares. Este lugar está a pocas cuadras del centro histórico de la ciudad.

Durante años los vecinos han pedido al Municipio de Cuenca que estos establecimientos sean reubicados, dado que generan inseguridad y malas condiciones de salubridad.

Este tema nuevamente ha regresado al debate debido a que desde hoy y hasta el 25 de agosto se desarrollará la socialización de la actualización del Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial (PDOT).


LEA TAMBIÉN: Con anuncio de protesta piden la reubicación de burdeles 


Será de manera virtual debido a la emergencia sanitaria y en estos encuentros también se socializará la formulación del Plan de Uso y Gestión del Suelo (PUGS).

Josué Vega, titular de la Dirección General de Planificación Territorial, en la municipalidad local, indicó que el PUGS es una actualización respecto a la ordenanza de planificación territorial vigente.

Respecto a la zona de tolerancia la propuesta municipal comprende la definición de un polígono de 2,26 hectáreas (ha). Solamente dentro de este podrán estar las casas de citas.

Para Rolando Merchán, morador de este sector, con esto, algunos de estos locales: La Pirámide, Pole Dance y H6, tendrán que eliminarse puesto que están fuera de este límite.

De aceptarse esta propuesta igualmente el cabildo restringirá la emisión de permisos para estacionamiento de vehículos dentro del polígono y de un área de influencia inmediata.

Asimismo, con esto se aplicará un plan especial para buscar otro lugar en la ciudad para que puedan reubicarse estos negocios y que cumplan con criterios orientados a mitigar posibles efectos negativos.

Vega manifestó que en la zona actual “hay usos de suelo que son incompatibles, conflictivos, problemáticos…”, pues además de viviendas hay equipamientos educativos y de comercio.

Y agrego: “la ley nos obliga para poder actuar en este territorio es delimitar la zona en la cual vamos a decir aquí vamos a atacar, aquí vamos a transformar, aquí vamos a modificar…”, precisó.

Roberto Calderón, vecino de este lugar, considera que es necesaria una intervención urgente, dado que en esta área están tres centros educativos: la unidad educativa Víctor Aguilar; el Liceo Cristiano y la escuela Uruguay.

A decir de Calderón: “necesitamos una solución definitiva porque desde hace unas tres décadas hemos venido luchando para que estos locales salgan de aquí…”, señaló. (CSM)-(I).

ZONA EN ESTUDIO

Carlos Andrés López, arquitecto, en 2016 hizo un estudio denominado Análisis de Alternativas de Mejoramiento de la Zona de Tolerancia de Cuenca como parte de un trabajo de tesis en la Universidad de Cuenca.

En este diagnóstico se identificó 13 manzanas con 390 predios en 28,86 hectáreas (ha), además una población de 910 mujeres, lo que representa el 57,92%, y 661 hombres, que equivale al 42,08% del total.

En su investigación, López encontró 30 actividades; artesanías, lubricadoras, latonerías, estuquerías, carpinterías, talleres de aluminio y vidrio; y compañías de transporte.

Además: cabinas telefónicas e internet; imprentas; oficinas; restaurantes; guarderías, lavanderías, gimnasios, viviendas y burdeles.