La pandemia hizo que las colonias ahora sean online

870
Sebastián Astudillo, quien tiene discapacidad intelectual, junto a su madre Dalila Edith Patiño.

La pandemia por la Covid-19 no ha sido impedimento para organizar la XII Colonia Vacacional Inclusiva 2020 Burbujas de Amistad y Alegría, que es, especialmente, para personas con discapacidad.

Se trata de un evento sin fines de lucro que cada año lo organiza la Federación Nacional Pro Atención a las Personas con Discapacidad Intelectual y sus Familias (Fepapdem).


LEA TAMBIÉN: Al menos 700 niños y adolescentes participan de una colonia vacacional vía Zoom


También la Asociación de Padres, Representantes y Autogestores (Apracod), el Centro de Arte de la Fundación Mundo Nuevo y la Fundación El Trébol.

Esta vez debido a la emergencia sanitaria este encuentro se cumple mediante plataformas tecnológicas como Zoom, y ha permitido que se integren también personas que no tienen discapacidad.

Dalila Edith Patiño, coordinadora regional de la Fepapdem, explicó que la colonia, que tiene unos 60 participantes, inició con una visita presencial para tener un primer acercamiento con las familias.

Allí a cada integrante le entregaron cuentos para leer, dibujar y pintar; golosinas de antaño; y víveres en caso de que algunas de sus familias lo necesiten.

Luego comenzó una serie de jornadas llamadas pasarela inclusiva y función de magia, en las que hacen videos y fotos con trajes para resaltar la identidad y cultura de los pueblos originarios.

Las imágenes se exponen en una galería digital, acompañada de una presentación de trucos de ilusionismo. También participa el ventrílocuo Damián.

Patiño informó que hoy tendrán un encuentro al que han llamado Algarabía Gastronómica, que estará dirigido por Diego Córdova, chef profesional, por medio de Zoom.

Con ingredientes disponibles en casa los asistentes aprenderán dos recetas: una de sal y otra de dulce. Esta actividad servirá para promover la integración familiar.

Los participantes han hecho trabajos manuales como vitrales con la dirección de profesionales del Museo Pumapungo del Ministerio de Cultura y Patrimonio (MCP).

Para esto utilizan materiales reciclados como papel, cartulina, tela, vidrio, entre otros. Las ventanas de sus casas sirven para que desarrollen su creatividad. Sus trabajos finales son publicados en redes sociales.

Los participantes también son parte de un plan al que han llamado Emprendimientos Productivos y Familiares: Creando y Recreando desde Casa, con el que se elaboran productos de arte y artesanías.

Ellos aprenden a hacer bordados, tejidos, velas, mascarillas y plantas, además de trabajos en madera, cerámica, vidrio, fómix, chocolates y brochetas. Algunos de estos se ponen a la venta.

Entre quienes dirigen esta iniciativa también están: Cathy Avila, de la Fundación Trébol; y Alondra Coronel, quien es la directora del Centro de Arte de la Fundación Mundo Nuevo.

Igualmente, Marcia León, del Museo Pumapungo; y personas que apoyan como benefactores como la familia Vivar Ortíz, de Golosinas de Antaño; Miriam León; Fanny González; Gabriela Astudillo y Damián Galeano.

Para Marco Martínez, psicólogo educativo, las colonias online son una buena alternativa para acompañar a las personas con discapacidad en estos días de confinamiento.

Hay que tomar en cuenta y analizar que para ellos esta es una nueva realidad y quizá les afecta más, por eso debemos buscar opciones para que encuentren un espacio de esparcimiento…”, recomendó. (CSM)-(I)