El nuevo ingreso sur a Cuenca tendrá peajes y será concesionado

El proyecto contempla la construcción de distribuidores de tráfico en la Vía Cuenca-Azogues.

12295
El ingreso sur actualmente atraviesa una zona densamente poblada en Narancay, lo que cambiará con la nueva obra. PSR

Esta semana se firmó el decreto presidencial que permite al Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) la concesión para la construcción del nuevo acceso sur a Cuenca, una obra con un presupuesto referencial de 525 millones de dólares.

El subsecretario de Obras Públicas para el Austro, José Jaramillo, explicó que esto implica que la obra se empezará a construir el 2021 y será financiada a través de peajes.

De momento hay 6 empresas interesadas en la construcción del proyecto, entre firmas nacionales e internacionales.

La concesión se dará por 30 años, tiempo en el que la empresa deberá brindar mantenimiento a la nueva vía.

La obra contempla un nuevo corredor vial que unirá a la parroquia Cumbe con la Calle de la Ópera, en el sector de Narancay, y a través de esta vía se dará una salida a la autopista Cuenca-Azogues.

En la vía rápida se construirán 7 distribuidores de tráfico para una conexión directa con Biblián.

Y de Cumbe, desde donde partirá la nueva vía por la margen del río Tarqui hasta la Circunvalación Sur. PSR

Esta vía tiene una extensión de 14,73 kilómetros y contará con un intercambiador tipo T en el ingreso a la vía rápida, y otro tipo trébol en la Y de Cumbe.

De acuerdo con los diseños, tendrá además 16 puentes, 5 pasos peatonales y una ciclo ruta paralela desde Cuenca hacia Cumbe, informó Jaramillo.

El proceso de concesión, explicó el funcionario, puede tomar unos 6 meses, y desde la Subsecretaría se espera que los primeros trabajos inicien en el 2021.

La construcción tiene un plazo estimado de 5 años de acuerdo con los estudios.

Peaje

El sitio donde será colocado el peaje para el mantenimiento vial aún no está definido, pero el valor de este no podrá pasar la media de lo que normalmente se cobra en las demás carreteras del país, es decir alrededor de 1 dólar.

Daniel Espinoza, quien tiene negocios en Machala y usa el actual ingreso sur, comenta que no tendría problema en pagar el peaje si la vía llega a ser expedita y permite un mejor flujo de tránsito.

“A mí me tomaba 2:45 minutos el viaje desde Machala, que son unos 150 kilómetros, y hasta 30 minutos más solo el ingreso desde Zhucay a Cuenca, que son unos 3 kilómetros como máximo. Si se puede ahorrar ese tiempo sería ideal” afirma.

Los moradores de Narancay también esperan por la obra. Fernanda Maldonado, quien vive cerca del ingreso a Nero, sostiene que el alto tráfico es un peligro tanto para los peatones como por la contaminación que se registra por el humo de los vehículos.

Jaramillo indicó que este es el nuevo modelo vial impulsado desde el Gobierno Nacional y que de momento no tiene revés.

“Es la única forma, por ahora, de financiar el proyecto” sostuvo.

Agregó que el Gobierno Nacional pondrá una contraparte de 100.000 dólares, y financiará los distribuidores de tránsito de la autopista Cuenca-Azogues, mediante un crédito de la CAF, lo que abaratará la obra y por lo tanto el monto a recaudar. (JMM) (I)