Duque afirma que hay «desequilibrio» e «incoherencias» en justicia colombiana

1089
Iván Duque, presidente de Colombia. EFE

El presidente colombiano, Iván Duque, afirmó este jueves que en la justicia del país hay «desequilibrio» e «incoherencias», al referirse a la orden de detención domiciliaria de la Corte Suprema contra su antecesor, el expresidente Alvaro Uribe, que gobernó el país entre 2002 y 2010.

Duque, del partido Centro Democrático, fundado por Uribe, volvió a comparar hoy este caso con el del exjefe de las FARC alias «Jesús Santrich», a quien la misma Corte Suprema dejó en libertad en mayo del año pasado pese a que estaba pedido en extradición por EE.UU., que lo acusa de narcotráfico, tras lo cual este retomó las armas en una de las disidencias de la antigua guerrilla.

«Que a una persona que le ha servido a Colombia no se le permita defenderse en libertad, pero que tengamos criminales de lesa humanidad, condenados, en el Congreso, y que además están sub judice ante la justicia transicional, y que lo puedan hacer no solamente en libertad sino que tengan garantizado jamás ir a prisión si ‘dicen toda la verdad’, me parece que es un gran desequilibrio«, aseguró.

El presidente habló de la situación del senador Uribe en una rueda de prensa virtual con corresponsales extranjeros con motivo del segundo aniversario de su Gobierno que se cumplirá este viernes.

LIBERTAD Y FUGA DE SANTRICH

Duque recordó que Santrich «fue dejado en libertad para que fuera al Congreso de la república (para asumir un escaño en la Cámara de Representantes), siendo solicitado en extradición», tras haber sido «capturado en flagrancia en una operación internacional de lucha contra el narcotráfico».

«Yo creo que esas incoherencias es importante que yo las pueda plantear para una reflexión pública porque son reflexiones que tienen que ver con el presente y con el futuro del país», aseguró.

El mandatario subrayó que es «respetuoso de la instituciones», pero «como presidente también soy protector y garante de los derechos» de los ciudadanos y por eso defiende el principio de «que todo ciudadano que tenga que responder ante la justicia lo pueda hacer en libertad».

«Ojalá él (Uribe) pueda acudir a todas herramientas legales para que esa defensa se haga en libertad», añadió.

ARGUMENTO DE LA CORTE

El pasado martes, al ordenar la detención domiciliaria de Uribe, la Corte Suprema argumentó que lo hizo «con base en un riguroso estudio jurídico sobre la realidad procesal, que indica posibles riesgos de obstrucción de la justicia, respecto al futuro recaudo de pruebas de hechos presuntamente delictivos que involucran» al senador.

El caso comenzó en 2012 cuando Uribe demandó ante la Corte Suprema por supuesta manipulación de testigos al hoy senador Iván Cepeda, del partido de izquierdas Polo Democrático Alternativo (PDA), que en esa época preparaba una denuncia en el Congreso en su contra por supuestos vínculos con el paramilitarismo.

Sin embargo, el magistrado del caso, José Luis Barceló, no solo archivó la demanda contra Cepeda sino que le abrió una investigación al expresidente también por supuesta manipulación de testigos.

«Alvaro Uribe no ha sido condenado y yo he sido, soy y seré un creyente en su inocencia y en su honorabilidad», añadió Duque.

REFORMA DE LA JUSTICIA

El presidente también se refirió a las propuestas de reforma de la justicia que de nuevo han sido puestas en discusión y señaló que él mismo, en el discurso que dio ante el Congreso el pasado 20 de julio, invitó a los legisladores a avanzar «en la reforma a la justicia que requiere Colombia», una discusión que lleva años.

En cuanto a la propuesta del Centro Democrático de convocar una asamblea constituyente con ese fin, Duque dijo que es más compleja que hacer una reforma por la vía legislativa.

«Ninguna propuesta se puede descartar, ni siquiera la constituyente misma se puede descartar pero sí es importante entender que el proceso de una constituyente es lento y es complejo» porque requiere que el Congreso apruebe primero una ley y consultar al pueblo para que «en las urnas diga si está de acuerdo o no» y a partir de ahí, si el resultado es positivo, comenzar el proceso. EFE