Dinámica comercial en el centro histórico de Cuenca

Casi todos los cafés y restaurantes, además de las medidas de bioseguridad y cumplimiento de horarios, se esmeran por dar servicio personalizado para captar clientes y fidelizarlos

939
En la legendaria tienda mundial “Dunkin Donuts”, abierta en Cuenca mediante franquicia, un motorizado coordina con su celular el pedido de donas contratado a domicilio. ACR

Gastronomía, ecuatoriana e internacional, una de las estrategias fortalecidas en pandemia


El centro histórico de Cuenca, en esta época de pandemia, muestra como la dinámica del mercado local se ha reinventado, aquella interacción de la oferta y la demanda evidencia que hay variedad de propuestas para un público totalmente heterogéneo.

En este giro comercial no solo las tiendas ecuatorianas aceleran su entrada al negocio cuencano, sino aquella fórmula empresarial que ha dado éxito en otros países del mundo: la franquicia, contrato mediante el cual cierta marca cede a una tienda el derecho a comercializar sus productos bajo ciertas condiciones.

Este formato de negocio no es nuevo en el Ecuador, hay casos de franquiciados que adquieren este derecho de firmas de diferentes partes del mundo.  Por ejemplo, solo de España, el Ecuador representa a 27 marcas a través de 121 locales abiertos en diferentes ciudades, informó la Asociación Española de Franquiciadores en su litado de “Los países con presencia de franquicias españolas en 2019”.

Entonces no es nada inusual, hoy, encontrarse en plena calle Luis Cordero de Cuenca un letrero con los típicos colores naranja y rosa intensos del legendario “Dunkin Donuts”, la cadena mundial de tiendas de rosquillas y café fundada hace 70 años en Estados Unidos (EE.UU.).

Pero la famosa dónut (dona), aunque es la especialidad de la tienda desde 1,70 dólares, no es la única oferta del menú, tampoco el café o el croissant (pan en forma de luna) relleno.

Esta cadena de comida abrió el abanico de propuestas como estrategia para captar clientes de todas las edades, con su desayuno en donde se puede escoger un muffin de tocino y queso o cualquier otro antojo (éste desde 55 centavos), sin saltarse su típico jugo de naranja.

Verónica Luna, jefe de operación, señala que abren a las 08:00 pero deben cerrar según el horario del toque de queda.  Este es uno de los locales cuyos fuertes compradores son los motorizados que llevan comida a domicilio.

Los locales en el centro de la urbe respetan el aforo dispuesto por el COE

En esta misma calle, frente al parque Abdón Calderón, para otro tipo de cliente, está una fuente de soda bajo el nombre “La Creme”, cuyo menú se lo puede escánear con el código QR (barra de respuesta rápida para dar información).

Mario Cunina, trabajador del restaurante, explica que no se limitan solo a ofrecer desayunos americano o continental sino ofertan uno italiano donde destaca la ciabatta (pan italiano clásico), tomate, albahaca, mozzarella y huevos, todo por cinco dólares.

Mario Cunina, en «La Creme», muestra el menú para escanearlo. ACR

Existen otros platos más en la carta, pero Juan Pablo Vintimilla, administrador, explica que no pueden registrar llenos totales en el local ya que deben sujetarse al medio aforo.

Al otro lado, hacia calle Simón Bolívar hay otra opción para los amantes del fermento de la cebada: la cerveza de la marca cuencana Latitud Cero, producida por Cervecería La Paz, empresa fundada en 2012, pero su primera cerveza se lanzó al mercado el 3 de julio de 2015.

Comida típica, mariscos, helados y una serie más de negocios se pueden encontrar en el centro de la ciudad Patrimonio de la Humanidad

En la restaurada casa colonial “Casa del Parque”, bien patrimonial,
conocida como la antigua casa Ordóñez Mata, hoy confluyen una serie de restaurantes que ofertan una gama de sabores, desde los dulces y bocaditos “a punto de nieve, panadería & repostería”, hasta La Gata, especialista en desayunos, de la joven Pamela Salazar.

Pamela Salazar dialoga con un cliente, en “La Gata, local cuencano especialista en desayunos. ACR

Pero el centro histórico de Cuenca va más allá en su propuesta gastronómica, siguiendo la misma Luis Cordero hacia la Gran Colombia se pasa por los Picantes de Leo, un restaurante especialista en mariscos y comida típica.

Pero al ser Cuenca una ciudad que acoge a ciudadanos de varios países del mundo, ello se refleja en la gastronomía, ahí en la Benigno Malo está Le Bistro Cuenca (Seminario San Luis) con platos franceses; o las Cruces al Carbón&Café con hamburguesas a la parrilla. (I)

Diferentes propuestas al interior de la «Casa del Parque». ACR

LEA TAMBIÉN:https://ww2.elmercurio.com.ec/2020/01/08/la-casa-del-parque/

https://ww2.elmercurio.com.ec/2020/07/29/nueva-imagen-de-cerveza-latitud-cero-del-grupo-eljuri/