COVID ya cobra 153 vidas cuencanas

Las cifras no son claras y pueden superar los datos entregados por el Ministerio de Salud Pública.

2176
Fosas en el Cementerio Patrimonial de Cuenca dispuestas para sepulturas de casos de coronavirus. PSR

Que la carga viral del coronavirus es más baja y que es improbable que los escenarios de catástrofe que se vivieron en Guayaquil en el inicio de la pandemia, se den en Cuenca, sostuvo esta semana el Secretario de Gabinete, Juan Sebastián Roldán.

Sus afirmaciones generaron el rechazo de epidemiólogos y funerarias, que consideran que este tipo de afirmaciones promueven una falsa seguridad y no guardan coherencia con la realidad que se vive en Cuenca a raíz de la pandemia.

No hay cifras claras sobre el número de decesos en Cuenca, el único dato oficial es el que se registra de las muertes por COVID en los hospitales públicos de la ciudad, donde se cuentan 153 fallecidos desde el inicio de la pandemia.

En contraparte, se redujeron las muertes violentas y por accidentes de tránsito gracias a las restricciones de movilidad y los permanentes controles.

En cuanto a los accidentes, los decesos por siniestros bajaron un 25 % a nivel provincial según datos de la Agencia Nacional de Tránsito, y en un 80 % según las cifras de la Empresa de Movilidad, Tránsito y Transporte (EMOV).

El uso de la mascarilla sigue siendo una de las opciones más eficaces para prevenir el virus. PSR

Bajo estos parámetros la cifra de muertes entre marzo y julio del 2020 debía ser inferior en promedio a las del 2019, pero el Registro Civil indica que los fallecidos pasaron de 1641 a 1.852.

Aunque el Registro Civil no detalla cuántos fallecidos se registraron por COVID en el Azuay, la inexplicable diferencia es de 211 muertes.

Otro indicador relevante es la cifra de levantamiento de cadáveres registrada por el ECU-911.

Este factor indica que desde el inicio de la pandemia se atendieron 426 de estos casos en el Azuay, de los que 331 se dieron en Cuenca.

De dichos levantamientos, solo 49 se dieron en los hospitales de la ciudad según el mapa de calor del ECU-911, mientras los otros 262 se dieron en domicilios y calles.

Criterios

La epidemióloga y docente, Andrea Gómez Ayora, sostiene que el exceso de mortalidad en Ecuador sigue aumentando, aún en provincias que tenían una baja incidencia de la enfermedad en los primeros meses de la pandemia, entre ellas Azuay.

“Están dejando que la gente se contagie, no hay capacidad hospitalaria en el país que aguante. No están viendo el exceso de mortalidad que ya hay. Se basan en supuestos no en la realidad”, señaló ante los pronunciamientos de Roldán.

El representante del sector funerario en Cuenca y miembro de la mesa de salud en el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal, Julio Cabrera, indica que si bien hay un aumento de muertes, los esfuerzos deben enfocarse en otra materia: la prevención.

“En este momento no tiene sentido contar los fallecidos por la enfermedad, debemos enfocarnos en que no muera más gente, ya habrá tiempo para las estadísticas sobre decesos, ahora necesitamos prevención”, afirmó. (JMM) (I)