Ataria inicia su camino musical desde la selva

1317
Erick Israel, Hassel Rhot, Juan Robles y David Yukteswar conforman la banda ecuatoriana Ataria. Cortesía.

Isabel Aguilar Jara

Camina es el nombre del primer sencillo de la banda ‘Ataria’. Es como si se tratara de un amuleto o una premonición del comienzo de cuatro músicos que llegan con un sonido singular desde la Amazonía.

De Gualaquiza, Hassel Rhot en la voz y segunda guitarra; de Quito, David Yukteswar (Yoko) en la batería; y de Macas, Juan Robles en la guitarra principal y Erick Israel en el bajo. Una alineación que dio vida a Ataria en 2019 y desembocó en un nombre que traducido a lengua euskera significa ‘portal’. “Los portales conectan lo espiritual con lo físico (…) nos permiten viajar hasta cualquier sitio. Es un poco lo que queremos lograr con nuestra música”, argumenta Juan.

Esto de cruzar portales parecía una suerte de revelación cuando él y Hassel viajaron por varios países de Sudamérica. Cada destino conoció de su intención inamovible por hacer música, y a su regreso a Ecuador integraron al proyecto a Erick y Yoko.

El 26 de julio pasado la agrupación estrenó su tema promocional que, según Hassel, fue escrito luego de un ritual de ayahuasca: “Camina apareció por mi cabeza en un acto parecido a un reflejo, en medio de una recarga de fuerza, Groove y una lírica que habla de la experiencia introspectiva y el renacimiento”.

Erick Israel, Hassel Rhot, Juan Robles y David Yukteswar. Cortesía.

La camaradería en el estudio es el común denominador en los tres minutos y un poco más que dura ‘Camina’. Un video en el canal de YouTube de Ataria, entre casero y no tanto, transmite esa “mutación de géneros, el espíritu del rock y el blues con actitud sudaca”, elementos de los que habla Juan Robles y que pone en evidencia con la potencia de su guitarra.

Y son sus llamas el vestigio del amor / la que ilumina el viaje hacia el interior / y cuando veo que todo va a oscurecer / ella sigue caminando y todo empieza a renacer”, canta Hassel Rhot antes de romper en un coro indiscutiblemente rockero.

Disco

‘Camina’ ha alcanzado más de 200 reproducciones en una semana y sonado en varios portales musicales, logrando incluso una breve difusión en Brasil. En el canal de Ataria los melómanos y curiosos pueden encontrar cuatro portales que se traducen en pequeñas cápsulas audiovisuales que capturan el proceso de grabación de la canción. De cualquier forma esta es apenas una de las conexiones reveladas por la banda, pues actualmente graba su álbum titulado ‘Velocidad Invisible’, un disco con cinco temas que se producen junto a David Darquea, representante de ‘Barranco Producciones’ en Quito.

Los integrantes se niegan a encasillar el sonido de su proyecto en un solo género musical. Y hacen bien, porque sus nuevas canciones se trabajan sobre una base con guiños de bossa nova, grunge, blues y funk. Pero sí coinciden en que esta fusión está dedicada a tres seres y músicos que ya no están, pero los acompañan: Leandro Orellana, Pochis Gomezjurado y Esteban ‘El Loco’ Íñiguez.

La actual emergencia sanitaria mundial no ha sido impedimento para que los Ataria sigan firmes en un camino que al parecer se lo han tomado muy en serio.